Barcelona , 1957

Licenciado en Filología Catalana, Àlex Susanna es conocido principalmente como poeta, aunque ha desempeñado actividades muy diversas: ha sido fundador, director y editor del sello Columna, traductor de grandes clásicos como Valéry, Eliot y Molière, articulista en los diarios Avui El Mundoy profesor en la Universitat Rovira i Virgili y fundador y director del Festival Internacional de Poesia de Barcelona. También ha dirigido el área de cultura de la Fundació Caixa Catalunya y ha sido presidente del Institut Ramon Llull, de Viena Edicions. Actualmente dirige la Agencia Catalana del Patrimonio. Entre otros muchos premios, ha ganado el Carles Riba de Poesía y el Josep Pla de Narrativa. Algunas de sus obras han sido traducidas a numerosos idiomas.

Bibliografía

Poesía

Després de cinc anys de silenci, Àlex Susanna torna a trobar els lectors amb un nou recull depoemes, Filtracions, on retrobarem l'ampli ventall de motius i pretextos –sovint agosarats de tan prosaics– que sol caracteritzar la seva obra: la poesia com a reflex, reflexió, crítica i, sobretot, celebració de la vida. I el poema com un accelerador de consciència, que deia Joseph Brodsky.


Des de notes de viatge –a Beijing, Moscou, Buenos Aires o Nàpols– fins a homenatges a Vinyoli o Philip Roth, Bach o Strauss, passant per poemes més íntims i descarnats, tot el llibre traspua aquell gust per esprémer la vida i dotar-la de sentit– que sempre ha caracteritzat aquest autor.

 

 

La promiscuidad a la que se refiere Àlex Susanna en este poemario es la de los cuerpos de los libros de su biblioteca actual, años atrás ordenada escrupulosamente. Ese orden académico se ha visto transmutado con la madurez y la intervención del tiempo, hasta mezclar lenguas, géneros y movimientos estéticos.

Escrito entre el 2001 y el 2007, este poemario es también un tipo de dietario esencial que recupera para la conciencia aquello que ocultan los "ángulos muertos". Si bien en el exterior se percibe la geografía adentro, se encuentran los paisajes del alma. Afuera hay las estaciones, algún domingo, la meteorología... y, adentro, el tiempo sin noción del tiempo del poeta abstraído con el lápiz en la mano.

Afuera hay los aviones, los trenes y los barcos y, adentro, los viajes emprendidos hasta lo más alto. Por fuera hay los cuerpos, por dentro los frágiles mecanismos que sostienen el conocimiento y la duda. En este libro de Susanna nos reconocemos en la voz clara de quien dice sin grandes ostentaciones, «ahora y siempre, y al precio que sea / cualquier cosa menos engañarse.»

Estos poemas, Inútil Poesía, si se encontrasen como de repente entre otros libros de poesía - porque ya los poemas son un bosque -, enseguida podría percatarse el lector, perdido en él, de que ya está en casa. Porque enseguida también oirá los ruidos y susurros, percibirá los aromas y verá las cosas y los seres humanos, que siempre estuvieron en la poesía y en casa. Entonces nos sentamos bajo la acogedora cavidad de estos poemas, y nos quedamos ahí.

 

 

 

Bajo el título de Poéticas se recogen una veintena de poemas directamente relacionados con la poesía o la figura del “poeta”, pero también con las obras de ciertos pintores y compositores, a los que el autor considera también “poetas” en sus respectivos ámbitos.

 

Suite de Gelida es poesía de resistencia: resistencia al desaliento, a las decepciones, al cansancio, a las hoyas del alma ("Ahora sé que no vale desistir / y que las más duras batallas / no son nunca estruendosas."). Los versos de Susanna brotan de la experiencia personal, y no obstante nos hablan de vivencias, sensaciones, emociones universales, porque todos las entendemos como nuestras. 

La poesía es un don, que no sirve para nada, ciertamente; gratuidad pura. El poeta dice que su mesa de trabajo, con el recado de escribir y fabular sobre ella, es una naturaleza muerta; esto es, lo que en principio se llamó una pintura de silencio; y el silencio es el remedio de la gran dolencia del vivir humano, como se supo siempre, pero también la alegría de estar en casa y la poesía, que, porque es algo inútil como todos los dones, es lo verdaderamente necesario.

Contiene 8 grandes poemas:

  • Home sol (Hombre solo)
  • Intempèrie ( Intemperie)
  • Minotaure (Minotauro)
  • Fuga (Fuga)
  • La desfeta (El deshecho)
  • La veu (LA voz)
  • Comiat (Despedida)
  • Les anelles dels anys (Las anillas de los años)

 

 

Poemas escritos en esta isla a la que el autor se siente muy vinculado.

La poesía de Àlex Susanna consigue la proeza de convertir en poesía la vida cotidiana del adulto – trabajo y familia, sin utopías, sin quimeras – que ya se ha forjado una identidad, ya ha encontrado su lugar en el mundo, todavía lejos del intento de despedida que la vejez impone. El poemario Palacio de invierno, fue finalista del Premio Nacional de Poesía de ese año. En la presentación de esta obra, Marías suscitó un debate sobre las relaciones entre Madrid y Barcelona, al afirmar que "en Madrid y en España se produce una extraña desconfianza hacia los autores que escriben en catalán y son luego traducidos al castellano.

Poemario del que destacamos estos versos que son representativos del estilo literario de Alex Susanna en esta etapa de su trayectoria: Arde el sol en la viña virgen/ y lo conmueve todo un suave sobresalto/ el interior del cuarto en el que escribimos/ el sofá en el que al leer nos ovillábamos / la moqueta mullida que apagaba nuestros pasos/ y hasta el deseo que dormía / bajo tanto papel emborronado / se remueve también urgente a la puerta / y todo lo conmueve un suave sobresalto...

Esta obra supone un cambio importante en la expresión poética de Susanna respecto a sus poemarios precedentes. Aparece aquí por primera vez un tono discursivo a través del cual se conjugan el recuerdo y la ironía. Este libro enlaza con una tradición de poesía en lengua catalana que se inicia en el siglo con Josep Carner y alcanza sus mejores momentos en la obra de Joan Vinyoli y Gabriel Ferrater.

En esta obra Susanna utiliza frecuentes asociaciones de ideas y de imágenes que recuerdan al automatismo surrealista: tanto en las rupturas sintácticas como en las frecuentes elipsis que le dan un carácter fragmentario a la escritura de estos poemas que nacen para configurar aquella brumosa fase de los pensamientos que aún no se ha convertido en lenguaje. 

Biografía / Memorias

Como los anteriores diarios de Álex Susanna, Quadern dels marges es un cuaderno de entusiasmos, intereses, digresiones, citas, sorpresas e interrogantes, que tiene mucho que ver con el tipo de reacciones de efecto inmediato o retardado que experimentamos con un libro, una exposición, un concierto, un viaje o una conversación. Pero más allá de la apasionante galería de personajes y obras que aparecen con la recurrencia de auténticos motivos musicales desde Bellow, Berger, Brodsky o Mandelstam hasta Levi, Semprún, Kertész, Pla o Char, pasando por pintores y poetas bastante olvidados lo que por encima de todo se propone el autor es corresponder a la plenitud de estos encuentros proyectando sus ecos y siendo agradecido con quienes los han hecho posibles. 

Àlex Susanna retoma la escritura en forma de diario para ofrecernos sus reflexiones acerca de la creación literaria, la música y el arte. 

Este diario del poeta catalán Alex Susanna fue escrito durante el año académico (1985-86) que permaneció en aquella ciudad gracias a un intercambio de profesores universitarios.

 

 

Otros géneros

Texto en catalán con sus traducciones al castellano y francés sobre las pinturas de Narcís Galià.

Premios

  • 1979 - Premio Miquel de Palol, con Memòria del Cos.
  • 1988 - Finalista Premio Nacional de Poesía, con Palacio de Invierno.
  • 1988 - Premio Josep Pla, por Quadern Venecià.
  • 1990 - Premio Carles Riba, por Les anelles dels anys.
  • 2016 – Premio Rosalía de Castro, otorgado por el Pen Galicia
  • De sus traducciones al catalán cabe destacar las que realizó de Monsieur Teste de Paul Valéry que obtuvo el Premio de la Crítica Serra d'Or en 1981 y Quatre  Quartets de T.S. Eliot.