Asunción, Paraguay , 1917 - Asunción, Paraguay , 2005

Augusto Roa Bastos está considerado el escritor más importante de su país, y uno de los narradores hispanoamericanos de mayor relieve internacional.  Exiliado en 1947, se instaló primero en Buenos Aires, donde, mientras desempeñaba diversos oficios, escribió sus obras más importantes, Hijo de hombre y Yo, el Supremo. Más tarde se estableció en Francia y trabajó como periodista y profesor universitario. Su obra se caracteriza por el protagonismo de la cultura guaraní y por un estilo que recupera la literatura popular y la tradición oral de Paraguay. Desarrolló paralelamente una intensa actividad periodística; cultivó la crónica de viaje, la crítica literaria y el articulismo. También escribió guiones para el cine. En 1989, año en que por fin pudo regresar a su país tras la caída del dictador Stroessen, recibió el prestigioso Premio Cervantes. 

  • "Su voz cantó como ninguna el desgarramiento del Paraguay, esa tierra que en sus libros buscó una síntesis, dolorosa, quizás imposible, entre la cultura guaraní y la española." Eduardo Galeano
  • "Roa Bastos posee un talento especial para revelarnos, en un relámpago, el abismo cultural latinoamericano." Carlos Fuentes

Bibliografía

Novela

Esta historia, tomada del natural, con personajes reales y auténticos, es menos que un relato y más que una invención», advierte Augusto Roa Bastos en las primeras páginas de Madama Sui. De hecho, la protagonista vivió en Paraguay, en los años sesenta y setenta, y su imagen perdura en la memoria colectiva de aquel país. Fue una muchacha excéntrica, mezcla de japonesa y criolla, ante la cual nadie permanecía indiferente. Murió con veinte años. Admiradora de Eva Perón, fue favorita de un extraño dictador y víctima propiciatoria de un poder que halló en la prostitución de la mujer el método más eficaz para implantar la corrupción. Enamorada de un hombre perseguido por el régimen, Madama Sui encarnó el enfrentamiento entre la sensualidad sin freno y el amor más puro.

Tras una tentativa de fuga, un preso sobrevive al asesinato de sus compañeros de cárcel. Mientras huye, escucha las descargas que van acabando con los demás. Pero también a él lo dan por muerto y enterrado. Su vida, a partir de esta huida, va a convertirse en una odisea, en las etapas de un proceso iniciático, no exentas a veces de tensiones suicidas. Todo transcurre entre el sueño y la pesadilla. Augusto Roa Bastos nos transmite en Contravida todo el carácter de su Paraguay: una tierra de pasión y penitencia, con una historia aterradora. Y, al mismo tiempo, el lector siente el desaforado embrujo de su geografía, y aprende que el sufrimiento humano es lección de grandeza y esperanza de remisión. Este libro es un canto a la estructura humana frente al Destino y la Naturaleza. 

Un intelectual que usa el seudónimo de Félix Moral se ve obligado a exiliarse para escapar de la persecución y las torturas en Paraguay. Desde Francia comienza a urdir un plan secreto para ultimar a Alfredo Stroessner, el tirano que ha mantenido a Paraguay durante más de treinta años en la ignominia. Enmarcada en los años finales de la Guerra Fría, esta novela plantea un serio cuestionamiento de la función mesiánica del intelectual y de su entendimiento del tejido social como una oposición permanente entre verdugos y víctimas, explotadores y explotados.

"Quiere este texto recuperar la carnadura del hombre común, oscuramente genial, que produjo sin saberlo, sin proponérselo, sin presentirlo siquiera, el mayor acontecimiento cosmográfico y cultural registrado en dos milenios de historia de la humanidad. Este hombre enigmático, tozudo, desmemoriado para todo lo que no fuera su obsesión, nos dejó su ausencia, su olvido. La historia le robó su nombre. Necesito quinientos años para nacer como mito". Augusto Roa Bastos.

Escrita desde el lado del nuevo mundo descubierto por Colón, Vigilia del Almirante plantea una reivindicación del universo indígena que, en esta apasionante novela, el propio navegante reclama para los habitantes primitivos.

“Los escritos de Augusto Roa Bastos sobre la Guerra de la Triple Alianza, de la Triple Infamia, como le gustaba nombrarla a él, son los textos menos conocidos y promocionados de su obra. Sin duda, El sonámbulo, es el más emblemático. En este caso, no eligió a un narrador Supremo, como Francia, sino a un antihéroe, lo que le robo grandielocuencia épica, pese a vivir y sufrir hasta el final uno de los frentes de batalla mas terribles de la historia de América, y del mundo. Silvestre Carmona, El Sonámbulo, estuvo hasta el final trágico de Cerro Corá, después de recorrer toda la tragedia de la Guerra, herido y capturado, convertido e paria durante la posguerra, enfrenta el juicio contra López, contra el Fiscal”. Antonio Carmona

 

 

 

"Yo el Supremo Dictador de la República: Ordeno que al acaecer mi muerte mi cadáver sea decapitado; la cabeza puesta en una pica por tres días en la Plaza de la República donde se convocará al pueblo al son de las campanas echadas al vuelo. Todos mis servidores civiles y militares sufrirán pena de horca. Sus cadáveres serán enterrados en potreros de extramuros sin cruz ni marca que memore sus nombres".

Esa inscripción garabateada sorprende una mañana a los secuaces del dictador, que corren prestos a eliminarla de la vida de los aterrados súbditos del patriarca. Así arranca una de las grandes novela de la literatura en castellano de este siglo. La obra no es sólo un extraordinario ejercicio de gran profundidad narrativa sino también un testimonio escalofriante sobre uno de los peores males contemporáneos: la dictadura. El déspota solitario que reina sobre Paraguay es, en la obra de Roa, el argumento para describir una figura despiadada que es asimismo metáfora de la biografía de América Latina.

 “Una novela de milagros verbales donde la imaginación conquista la belleza de lo prodigioso y de lo terrible” (Sergio Ramírez).

A través de la voz vertebradora de Miguel Vera, la novela Hijo de hombre despliega ante el lector las vivencias de una serie de personajes que sufren, aman, anhelan la libertad y se muestran solidarios durante el difícil y violento período de la historia de Paraguay que se inicia con la independencia del país y que tiene su punto final en la Guerra del Chaco, conflicto en el que Augusto Roa Bastos participó entre 1932 y 1935, y a causa del cual aborrecía toda expresión de violencia. La quintaesencia de Roa Bastos, un consumado autor de cuentos, se encuentra en Hijo de hombre, una obra fundacional que, aunque está concebida como una novela, fundamenta su estructura en nueve historias distintas que se desarrollan a lo largo de tres generaciones, separadas en el tiempo, pero a la vez interconectadas entre sí.

Relatos

Los cuentos completos del escritor más representativo de la literatura paraguaya. Por su valor literario, los cuentos de Augusto Roa Bastos son considerados, dentro de la narrativa iberoamericana contemporánea, verdaderas cumbres del género. Su estilo está marcado por un realismo crudo. Las permanentes persecuciones políticas — que a Roa Bastos le valieron el exilio— la marginalidad y la delación son temas casi recurrentes de estos relatos.

En el prólogo, el autor dice respecto a su relato: "...quedó perdido y olvidado durante más de una treintena de años. De esos años de amnesia, seguro no inocente, dudé incluso que el tal cuento no fuera más que una nebulosa de proyecto literario: la paráfrasis del texto bíblico sobre la lucha nocturna de Jacob, que yo prefería de entre todos los que mi madre leía por las noches y que invariablemente comentaba en guaraní, reinventándolos en un tiempo más cercano y con personajes conocidos.

El presente volumen incluye una selección de las obras del narrador paraguayo Augusto Roa Bastos que ejemplifican la asunción de una escritura agria y desgarrada.

Félix Moral es un escritor paraguayo obsesionado con el magnicidio de Stroessner, el dictador que lo ha obligado al exilio. Su pareja, la francoespañola Jimena, representa para Félix quien le salvó la vida, el baluarte de la estabilidad afectiva.

 

 

En esta obra, Augusto Roa Bastos crea su paisaje, su pueblo mágico y terriblemente real, su Manora que va a perdurar en toda su obra. Como William Faulkner su Yoknapatawpha, o después Gabriel García Márquez su Macondo, Roa crea el mundo de su narrativa, el único tema que tiene un gran escritor y sobre el que desarrolla sus variaciones. La pequeña aldea sufriente que crece en la narrativa hasta proyectarse y existir en el universo.

 

 

Narrativa juvenil / infantil

Nunca imaginamos descubrir este libro para niños, escrito por el gran novelista y poeta paraguayo Augusto Roa Bastos. Un regalo creativo en el que el autor reivindica lúdicamente la fantasía y travesuras de los niños, su inocencia y su capacidad de asombro.

Las aventuras de un pollito muy peculiar son contadas con la magia de la imaginación y la destreza de la pluma de Roa Bastos.

Antología / Selección

Una compilación de Augusto Roa Bastos que refexiona sobre la antigua tragedia de la esclavitud, la degradación y el exterminio que culmina hoy con la inmolación de las últimas comunidades indígenas.

Otros géneros

Este libro nació a la luz del afecto que unía a dos escritores paraguayos.

La fundadora de la editorial uruguaya Trilce, Annie Morvan, lanzó la serie Espejos, que reunía a dos autores de un mismo país latinoamericano. En ese marco invitó a Rubén Bareiro Saguier para participar en la elaboración conjunta con Augusto Roa Bastos de un texto basado en el diálogo motivador sobre la literatura.

 

 

 

"Esta selección está entresacada de algunas de mis obras...; de borradores inacabados o destruidos; también de cuadernos de apuntes y de cartas con amigos lejanos... Son aforismos llevados más allá del aforismo, más allá de la metáfora". Augusto Roa Bastos.

Premios

  • 1948 -  Premio British Council
  • 1970- Premio Municipalidad de Buenos Aires por su obra Hijo de hombre
  • 1985 - Obtiene la nacionalidad española
  • 1986 - Premio de los Derechos Humanos en Francia, se le otorga la ciudadanía francesa y se le confiere el grado de Oficial de la Orden de las Artes y las Letras.
  • 1986 - Premio Pablo Iglesias, por la paz, ex aequo con el canciller sueco Olof Palme
  • 1986 - 1987 Doctor Honoris Causa por la Universidad de Toulouse
  • 1988 - Premio de las Letras Memorial de América Latina
  • 1988 - Premio Nacional de Literatura Paraguaya
  • 1989 -  Primer premio de literatura del Memorial de América Latina de Sao Paulo (Brasil)
  • 1989 - Doctor Honoris Causa por las Universidades de Córdoba y Universidad del Noreste (Argentina), así como el Premio de la Sociedad de Escritores del Perú.
  • 1989 -  Premio Cervantes
  • 1990 - Donó el importe del premio Cervantes para la Fundación destinada a proveer gratuitamente libros de texto y formación cultural de la niñez y la juventud, denominada Fundalibro Cervantes, que cuenta ahora con el patrocinio de las Naciones Unidas ( PNUD) y de la UNESCO.
  • 1991 -  Orden de Isabel la Católica en el grado de Gran Cruz de manos del Rey Don Juan Carlos I, en Asunción (Paraguay)
  • 1991 - Doctor Honoris Causa por la Universidad de Asunción
  • 1991 -  Condecoración de la Orden Nacional del Mérito (Paraguay)
  • 1995 - Premio Nacional de Literatura de Paraguay por Madama Sui
  • 2004 -  Premio Konex Mercosur a las Letras por Paraguay