Buenos Aires , 1920 - París , 2014

Estudió Filosofía en la UBA y desde muy joven se dedicó a la traducción. En diciembre de 1952 viajó a París, donde se casó con Julio Cortázar, a quien había conocido en Buenos Aires en 1948, y allí vivió a partir de entonces. Durante largos años trabajó como traductora en la UNESCO —tanto en la sede de París como en numerosas conferencias internacionales—, y de obras literarias de importantes autores como Flaubert, Valéry, Cocteau, Sartre, Camus y Faulkner, entre otros. A partir de 1968, año de la separación de la pareja, ella siguió su propia vida independiente, entre París, Buenos Aires y Mallorca, aunque siempre permaneció cercana al escritor, a quien asistió durante los últimos meses de su vida, cuando la nombró su albacea literaria y heredera universal. En esas funciones, a partir de 1984 se ocupó de la obra inédita, compiló la correspondencia, organizó el archivo fotográfico y supervisó ediciones y adaptaciones. Es autora de poemas, relatos y crónicas, muchos de los cuales se incluyen en El libro de Aurora. 

  • «Solo una cosa habrá en común alguna vez, tu llanto cuando leas esto y el mío ahora que lo escribo.» Julio Cortázar (Versos sueltos fechados en abril de 1968)
  • «Era difícil descubrir quién era más inteligente y más culto, cuál de los dos había leído más, mejor y con más provecho (...). Yo estuve siempre seguro que Aurora no sólo traducía –lo hacía maravillosamente– sino también que escribía, pero se abstenía de publicar por una decisión heroica: para que hubiera un solo escritor en la familia.» Mario Vargas Llosa, El País
  • «¿Que por qué pienso que fue única e irrepetible? Podría decir dulzura gallega, buen humor permanente, paciencia y tolerancia infinitas, unidas a una firmeza de carácter y a una inteligencia rápida y profunda.» Chichita Calvino
  • «Aurora Bernárdez era como de papel, frágil, y era de una potencia increíble, dotada de una memoria implacable. Ese fue su espíritu de traductora: ni una palabra ni un dato fuera de lugar. Ella decía que estaba hecha “de papel”, pero era también de hierro.» Juan Cruz, El País

Bibliografía

Novedad

«Creo que siempre tuve una vocación de oscuridad y de secreto.» Con esa frase anotada, hacia el final de su vida, en un cuaderno resumió Aurora Bernárdez su vínculo tan particular con la literatura. Por seguir esa vocación nunca traicionada restringió su actuación pública a lo estrictamente necesario y mantuvo para sí misma el ejercicio de su propia creación. El libro de Aurora reúne poemas, relatos y notas de quien fue una traductora brillante, la primera lectora de la obra de Julio Cortázar y su albacea literaria, y contiene además la transcripción de la única y extensa entrevista que concedió...

Biografía / Memorias

Biografía / Memorias

«Creo que siempre tuve una vocación de oscuridad y de secreto.»

Con esa frase anotada, hacia el final de su vida, en un cuaderno resumió Aurora Bernárdez su vínculo tan particular con la literatura. Por seguir esa vocación nunca traicionada restringió su actuación pública a lo estrictamente necesario y mantuvo para sí misma el ejercicio de su propia creación. El libro de Aurora reúne poemas, relatos y notas de quien fue una traductora brillante, la primera lectora de la obra de Julio Cortázar y su albacea literaria, y contiene además la transcripción de la única y extensa entrevista que concedió. En estos textos que ven la luz por primera vez quedan plasmados su inteligencia, su delicadeza, su talento y su humor, configurando el retrato de una mujer del siglo XX, una mujer de letras a quien el amor llevó a París y cuya amistad con sus editores nos la devuelve hoy en este libro.

'Aurora Bernárdez escapa del silencio', Juan Cruz, El País, 15/06/2017

'La autora oculta tras un cronopio', Matías Néspolo, El Mundo, 3/08/2017

Reseña, por Hugo Beccacece, La Nación, 27/08/2017