Patos de Minas, Brasil , 1926 - Patos de Minas, Brasil , 2012

Es uno de los autores más destacados de la literatura brasileña contemporánea. Se licenció en Derecho en la Universidad de Belo Horizonte, ciudad donde vivió y trabajó como periodista hasta 1954. Irrumpió en el mundo literario brasileño muy joven con su novela Teia, publicada en 1947. A lo largo de toda su vida compaginó el ejercicio de la abogacía con la actividad literaria. Se trasladó a Río de Janeiro para ser secretario de prensa de la Presidencia durante el gobierno socialdemócrata de Juscelino Kubitschek. Su obra, que retoma los temas tradicionales brasileños en un esfuerzo de renovación de la literatura del país, ha sido galardonada con numerosos premios, como el prestigioso Goethe de Literatura.

  • "Dice lo que creo que a muchos de nosotros nos gustaría decir, si supiésemos cómo." José J. Vega

Bibliografía

Novela

En vísperas de la nominación del candidato del PSD a la presidencia, Carlos Lacerda afirmó en la televisión: “Juscelino no será el candidato. Si fuese el candidato, no sería elegido. Si llegase a ser elegido, no tomaría posesión del cargo. Y aunque tomase posesión, no gobernaría”. Al día siguiente, en la sede del partido en Río, la gente no paraba de vitorear a Juscelino. De hecho, lo nombraron candidato, fue elegido, asumió el cargo y dirigió el que, para muchos, es el mejor gobierno de Brasil en toda su historia.

El protagonista, Tomás de Sousa Albuquerque, deja como legado una serie de confesiones sobre las mujeres a las que amó, reunidas en un cuaderno. Sofía, su viuda, le muestra los textos originales al escritor João da Fonseca Nogueira para que evalúe su interés. Este decide buscar un editor que las publique. Los escritos explican el destino de Tomás, quien, influido por Stendhal y Goethe, pretendió entender las pasiones, los desafectos y las decepciones.

Ismael y João coinciden casualmente en un burdel de Duas Pontes, la ciudad minera presente en tantas obras de Autran Dourado. Con el pretexto de inspirar a João la escritura de un nuevo libro, Ismael le explica su historia. Comienza en la hacienda de los Mamotes, en Cercado Velho, en torno a 1920. El narrador evoca su infancia; las torres de la iglesia; su familia conservadora que veneraba a los muertos en un culto macabro; a su padre acusándolo de vago porque escribía versos; a su dulce hermana Ursulina y a su prima Tarsila, que se bañaban desnudas en el estanque...

Chapado a la antigua, el caballero João Capistrano Sales Honório Cota tiene a sus padres como modelos y ejemplos a emular. Él, Lucas Procópio Honório Cota, fue coronel de la Guardia Nacional y político influyente; ella, Isaltina Sales Cota, fue una dama admirada por su religiosidad, elegancia, caridad y belleza. Ya adulto y casado, João es sorprendido por una maliciosa carta anónima que amenaza con desvelar aspectos sórdidos del pasado: sugiere una historia de amor entre Isaltina, su madre, y Agostinho Saraiva, sacerdote. 

Cuenta la historia de Francisco de Nossa Senhora, un ermitaño de mediana edad que vive en el sur de Minas Gerais durante el siglo XIX. El eremita pretende recaudar dinero para la construcción de una capilla consagrada a la virgen del Carmen en lo alto de un monte. Aunque su aspecto recuerde a un fraile franciscano, el protagonista no tiene vínculos formales con la Iglesia Católica. La fe lo guía en su peregrinación recaudatoria, que hace en compañía de Marta y María, dos gemelas que ven su oportunidad de salvación en Francisco.

El autor ajusta cuentas con su juventud y con sus años de formación literaria. El escenario es Belo Horizonte a principios de los años cuarenta, y el protagonista, João da Fonseca Nogueira, alter ego ya utilizado por Dourado en O risco do bordado o en A serviço del Rei. El tema de fondo es la aventura existencial de toda una generación de brasileños, divididos entre el marxismo y el cristianismo, entre la vanguardia y la tradición, entre la sensualidad y la represión, pero unidos por la utopía de la transformación del mundo.

 

Minas Gerais, finales del siglo XIX. Tres hombres atraviesan el desierto rumbo a la hacienda del Capão Florido: Lucas Procópio Honório Cota, coronel de la Guardia Nacional que tomará posesión de ese inmenso latifundio heredado; Jerônimo, nacido Omoro Binte, príncipe en África pero comprado como esclavo y luego liberado, que hoy sigue a su patrón por devoción personal; y Pedro Chaves, capataz brutal e implacable. Rencoroso y arbitrario, Chaves siente una profunda aversión por el ex esclavo y trama un plan diabólico contra el caballero. Solo espera una ocasión propicia para llevarlo a la práctica.

 

João da Fonseca Nogueira, ingenuo “futuro gran escritor”, fantasea con impulsar la utopía anarquista en la conservadora ciudad de Duas Pontes, en el interior minero. Saturniano de Brito, por su parte, es un veterano y corrupto senador que sueña con la presidencia de la República. Con su labia, el politicastro atrae al escritor hacia su bando, nombrándolo asesor de prensa y encargándole la redacción de sus discursos. Casi sin darse cuenta, João empieza a chapotear en el barro de una política que Autran Dourado describe con un enorme pesimismo. 

En 1947, cuando solo tenía veintiún años, Autran Dourado publicó A teia, su primera novela, publicada por una cooperativa de jóvenes escritores que surgió en la primera mitad del siglo XX en Minas Gerais. Tres años más tarde publicó su segunda obra, Sombra e exílio, obra con la que ganó el premio Mário Sette y que le permitió hacerse un hueco en el panorama literario de la época. Este volumen reúne esas dos obras precoces.

Esta es una declaración de amor al lenguaje. Autran Dourado fue un escritor obsesionado por el estilo, aspecto que cuidaba de una manera más que minuciosa, aunque sin permitir que interfiriese en su comunicación con el lector. Gracias a ese esfuerzo, el texto de esta novela fluye de una manera agradable y natural, hilvanando unas historias cuajadas de vida, amor y deseos secretos. La galería de personajes es antológica.

Esta es la história de Malvina y Gaspar, y transcurre en Vila Rica durante el siglo XVIII. El relato aúna la condición de romance histórico y de metáfora de la situación política en Brasil durante la dictadura. El autor, no obstante, nunca ha ocultado que su auténtico anhelo era desarrollar un ejercicio de estilo que entablase un diálogo entre el universo barroco minero y la tragedia griega. 

Ambientado en la mítica Duas Pontes, ciudad que el autor ya visitó en el pasado y a la que regresará en futuras obras, este relato trata sobre el escritor João da Fonseca Ribeiro, quien vuelve al escenario de su infancia. Allí se reencuentra con familiares, antiguos compinches de correrías, viejos vecinos... Poco a poco, el protagonista crea una especie de rompecabezas donde lo recordado se confunde con lo vivido y con lo solo imaginado.

A lo largo de nueve intensos capítulos, el autor muestra la historia de una familia rica e influyente en el territorio de Minas Gerais. El texto presenta al patriarca de la saga, Lucas Procópio Honório Cota, un persaje misógino con un oscuro pasado. Su hijo, el coronel João Capistrano Honório Cota, es un hombre sumamente correcto y educado que incrementa la fortuna heredada, pero que, a diferencia de su progenitor, mantiene una intensísima vida social y acaba interviniendo en política.

Biela es un joven humilde que, cuando muere su padre, se ve obligado a emigrar a la ciudad, sin que consiga adaptarse a esta. La obra destaca por la profundidad del retrato de su protagonista, un joven sencillo e introvertido.

La policía tiene la consigna de acabar con Fortunato, que ha robado un arma y parece peligroso. Comienza la caza del hombre. Sin embargo, Fortunato no es tan peligroso: solo es una persona con serios problemas cognitivos y una mentalidad infantil. En su huida, Fortunato se esconde en la isla de Boa Vista, donde su presencia detona conflictos entre los habitantes. La novela presenta un universo humano cerrado y bien definido, mucho más complejo de lo que sugieren las apariencias.

Ismael, el protagonista, se aferra a la brillantez de los recuerdos de su infancia como alternativa a un presente burdo y grotesco. Cuando era niño, a principios del siglo XX, todo parecía perfecto: vivía en una próspera granja con su abuelo, el coronel Eupídio Silveira; se bañaba en la presa con su hermana y sus primos; su abuela le hacía aromáticos pasteles de maíz...  Todo se fue al garete truncó el día en que no tuvo suficiente rapidez de reflejos para salvar a su hermana morir ahogada.

Relatos

El libro incluye seis cuentos inéditos, protagonizados por personajes cuyas vidas constituyen una sucesión de pérdidas: de la infancia, de la inocencia, de la virginidad, de la juventud, de la mujer amada, de las tradiciones... Todos parecen formar parte de un pasado lejano, remoto.

Reúne nueve cuentos, todos ambientados en la imaginaria ciudad de Duas Pontes. El libro dialoga con obras anteriores del autor que también tienen la ciudad minera como telón de fondo. Algunos de los personajes más emblemáticos de Autran Dourado asoman en esta obra, como Margarino Vivas, escritor serio y discretísimo; el rico y admirado banquero Vitor Macedônio; o el mismísimo Donga Novais, con su increíble y atemporal sabiduría.

Ganadora de los premios Goethe y Jabuti, la obra se compone de nueve cuentos y de un breve ensayo a modo de epílogo. Los relatos se entrelazan por referencias y personajes comunes. El escenario, ¿cómo no?, es la imaginaria ciudad de Duas Pontes, tan querida por el autor. La acción discurre en la primera mitad del siglo XX. En ella, los prejuicios morales y sociales, los odios soterrados, las pasiones vergonzantes y los afectos ocultos tejen una malla de sentimientos y pasiones en medio de una sociedad sin pasado, que creció con las minas, y con las sucesivas oleadas de inmigrantes europeos y asiáticos.

Reúne cuatro novelas cortas, escritas a lo largo de tres décadas, y destila maravillosamente la pasmosa diversidad literaria de Dourado. En el libro se reconoce tanto su precisión en la construcción psicológica de los personajes como la cuidadosa descripción del interior del Estado de Minas Gerais. El relato discurre en la mítica y ficticia ciudad de Duas Pontes, el escenario predilecto del autor.

El libro reúne doce historias tristes, escritas durante los años cincuenta. Por un lado, las historias promueven un agridulce viaje hacia la melancolía de sus sufridos personajes. Por otro, aportan una experiencia lectora agradable, gracias a la belleza del texto y a la sensibilidad del autor.

No ficción

Este es el segundo libro “teórico” de Autran Dourado, y es parcialmente fruto del curso de Teoría Literaria que impartió en la Universidad Católica de Río de Janeiro durante los años ochenta. Claramente influidas por Wittgenstein y por la Filosofía del Lenguaje, las observaciones de Dourado trascienden el territorio natural de la Literatura para abarcar la lengua en su conjunto, sobre todo en ámbitos como las condiciones de significación de las expresiones, la metafísica de un texto o el sentido de la tragedia.

Este libro se propone una rara y anormal misión: escribir sobre la escritura para desvelar los secretos, los trucos, la invención y las aflicciones de la poesía. Autran Dourado considera esa tarea esencial, no solo como contrapunto a la labor académica de los críticos, sino para la formación de los jóvenes escritores brasileños.

Premios

  • 2008 - Premio Machado de Assis
  • 2000 - Premio Camões
  • 1994 - Premio de la Paz de la Asociación de Editores y Libreros de Alemania
  • 1982 - Premio Jabuti en su categoría de “Cuentos-crónicas-novelas”
  • 1981 - Premio Goethe de Literatura del Brasil