Tchetchelnik, Ucrania , 1920 - Rio de Janeiro, Brasil , 1977

Está considerada como una de las más importantes escritoras brasileñas del siglo XX. Estudió Derecho en Río de Janeiro mientras colaboraba con algunos periódicos y revistas locales. En 1944 sorprendió a la intelectualidad brasileña con la publicación de Cerca del corazón salvaje, novela por la que recibió el premio de la Fundación Graça Aranha. Viajó mucho y vivió en varios países de Europa y Estados Unidos con su marido, el diplomático Maury Gurgel Valente. Escritora inclasificable -ella misma definía su estilo como un “no estilo”-, el vasto legado de Clarice Lispector está formado por relatos, novelas, libros infantiles, poemas, fotografía y pintura.

  • "Hoy Clarice Lispector es unánimemente reconocida por el mundo intelectual y académico, por las y los lectores más exigentes, y poco a poco por un creciente público, como uno de los grandes genios de la literatura de todos los tiempos." Laura Freixas

Bibliografía

Novela

Escrita poco antes de morir, es la última indagación literaria de Clarice Lispector y, quizá, su más intensa meditación sobre el sentido de la vida y del acto de escribir libre de toda atadura. Para todos aquellos lectores de esta gran escritora brasileña, esta obra póstuma arrojará, sin duda, una nueva luz sobre lo más íntimo de su escritura.

“"Ángela es mi intento de ser dos [...] Sin embargo ella me es yo”, dice el autor. “Soy una actriz para mí”, replica Ángela, hablando de sí para sí. Declaradamente creación del autor, esa escritora tiene, sin embargo, una personalidad propia: la conclusión de él alterna con la de ella: dos monólogos alternados que jamás confluyen en un diálogo. No hay correspondencia entre las dos pautas verbales del mismo improviso narrativo, que forman, aún, una sola escritura errante, empática, hiperbólica, repetitiva, contaminando al lector con la fuerza subterránea de un entusiasmo maligno, infeccioso – de un “infectious enthusiasm”, como diría Jane Austen – que se propaga de la presencia declarada de Clarice Lispector. Personaje de sus personajes, autora y lectora de su propio libro, que en él y a través de él se recapitula, Clarice Lispector, ortónima en medio de sus heterónimos, finalmente se incluye en el cierre de la obra, escribiendo el anticipado epitafio por donde comienza y acaba el texto de Un soplo de vida." Benedito Nunes

Historia de una inocencia herida, de una miseria anónima, una breve e intensa visión del absurdo que supone una existencia anodina, una rutina vacía tanto de pensamientos como de afectos, como la de Macabea, la insignificante y escuálida joven del Noreste permanentemente anonadada, una muchacha que «no sabía que ella era lo que era» y que por ello «no se sentía infeliz». En las páginas de La hora de la estrella aparece con toda su fuerza el personalísimo estilo de Clarice Lispector: su peculiar forma de transformar las palabras en imágenes vigorosas y puras se une aquí a una compleja estructura formal.

¿Dónde están los límites del lenguaje? La novela es una vivencia –no una reflexión– sobre esos límites. Vaga epístola a un destinatario mudo, supera en todo momento las fronteras de esa amplia familia de las cartas de desamor a la que en parte pertenece. Más allá de la pasión, el texto apunta –con todas las armas: palabra, color y nota– al centro de la vida y desafía a la muerte con su defensa de la alegría. Ni novela, ni carta, ni diario, aunque sea también todo eso, es un catálogo de las angustias de la modernidad y también de su superación a través de ese «renacimiento» que implica la reinserción de lo humano en esa «agua viva» que fue el núcleo esencial del que surgió la vida.

 

 

 

Aprendizaje o El libro de los placeres, publicado por primera vez en 1969, despertó la polémica entre los críticos, que aún hoy debaten sus posibles interpretaciones. 

Este es el relato de cómo el amor se forja en dos seres: a través de un arduo desnudamiento interno los protagonistas van recuperando su identidad hasta alcanzar la renovación vital en la mutua entrega. A su ejercicio introspectivo opone la autora su propia búsqueda formal, el intento de superar los límites del estilo amalgamando forma y fondo en una prosa rebosante de imágenes que desarman al lector con su verdad hiriente. Su lectura ofrece a quien la emprende el desafío de seguir paso a paso ese ahondamiento, ese despojarse de todos los bagajes para iniciar un definitivo aprendizaje de la existencia.

G. H. –nunca sabremos el nombre y el apellido de la protagonista? es una mujer independiente, escultora amateur y bien relacionada en los círculos más influyentes de Río de Janeiro. Un día, sola en su ático, encuentra una cucaracha. Esto provocará en ella arcadas de repulsión y un caudal de reflexiones íntimas, algunas hasta entonces desconocidas para ella misma, sobre sus sentimientos, miedos, angustias... Este hecho aparentemente intrascendente le servirá para repasar su vida desde la infancia y llegar así a la determinación de vencer todos sus miedos.

La manzana en la oscuridad es la cuarta novela de Clarice Lispector. Novela, como su autora quiso que constara en el subtítulo, puesto que están presentes aún en este texto los rasgos esenciales de la ficción novelesca trama, intriga y desenlace, que se disolverán por completo en obras posteriores. La manzana en la oscuridad es también la crónica, casi como experiencia mística, de la reconstrucción de un yo destruido. A lo largo del texto Martim, en su huida, debe recuperar dolorosamente su cualidad de hombre que su crimen le ha hecho perder, a través, en primer lugar, de una travesía purgatoria del desierto, donde sólo las piedras serán sus interlocutores, y después en la hacienda, a través de su descubrimiento de los demás estadios de lo vivo ese «neutro vivo» que tanto fascinó a Clarice Lispector, las plantas, las vacas, hasta llegar al contacto con los habitantes de la hacienda, especialmente con las dos mujeres que temen: Vitória, que teme a la vida, y Ermelinda, que teme a la muerte. 

Relaciona la crónica de la transformación de São Geraldo -ciudad del interior brasileño, en crecimiento en unos nebulosos años veinte-, con el proceso de liberación de Lucrécia Neves, una mujer «sitiada». En su inquieta trayectoria, Lucrécia intentó acercarse a una asociación de jóvenes, fue novia del agresivo Felipe y del bello Perseu, pero se casó con un próspero comerciante, Mateus. Fogosa como un caballo o inalcanzable como una estatua del parque, Lucrécia Neves, sobre los tacones de sus botines, a veces «andaba entre el equilibrio y el desequilibrio, otras se enderezaba sin moverse para no desmoronarse». Pero São Geraldo la asfixiaba. La inevitable modernización de la ciudad sirve de metáfora a la subterránea e inexorable transformación de la mujer.

Segunda obra de Clarice Lispector, deslumbra hasta ofuscar y a la vez ilumina aspectos cruciales de su narrativa. Es la historia de un probable incesto – el de los hermanos Virgínia y Daniel – y de una soledad segura, la de Virgínia, que con su soledad construye todas las formas de lo real, las distorsiona, proyecta equívocos, se sitúa ante la evidencia de la fragilidad de nuestra forma de relacionarnos con los demás y con el mundo. La mirada de Virgínia no hace concesiones y penetra hasta esos rincones del yo que los adultos convenimos en ocultar. Por eso, cuando llegue el sorprendente y rápido desenlace, todos comprenderemos que era el único posible. 

Intenta construir la biografía de Joana desde la infancia hasta la madurez, buscando la verdad interior, estudiando la complejidad de las relaciones humanas, intentando olvidar la muerte, la muerte del padre, que Joana no aceptará jamás. Como en toda su obra, Clarice Lispector se adentra en temas que nos desbordan: el silencio y el ansia de comunicación, la soledad en un mundo en el que la comunicación ficticia nos abisma en el desamparo, la situación de la mujer en un mundo creado por los hombres...

Relatos

O argentino Ricardo Piglia – crítico e narrador que em termos gerais podemos definir como um “especialista da leitura”, que sempre tem em mente a ideia da tradição literária – disse numa entrevista que Clarice Lispector parece uma escritora de outro planeta, no sentido de que não se pode afirmar facilmente que sua literatura é brasileira. Acrescente-se: nem com a literatura de qualquer outro lugar.

Clarice Lispector é justamente um mundo – ou o mundo. A edição de Todos os contos, organizada pelo pesquisador e biógrafo Benjamin Moser, reunindo pela primeira vez em um só volume todos os relatos da autora de “Laços de família” e “Felicidade clandestina”, investe o leitor na qualidade de explorador desse planeta que, pode-se ter uma certeza além da ciência, é demasiadamente humano. Habitado por bichos, homens e sobretudo mulheres, que se revelam, nas mãos de Clarice, maravilhosos em meio à alegria e ao horror da existência.

Originalmente, a coletânea saiu nos Estados Unidos (The complete stories, New Directions, com premiada tradução de Katrina Dodson), e foi selecionada pelo jornal The New York Times como um dos 100 melhores livros de 2015. 

"Los cuentos de Clarice Lispector aquí reunidos constituyen la parte más rica y variada de su obra, y revelan por completo el trazo incandescente que dejó la escritora brasileña en la literatura iberoamericana contemporánea.  En todo cuanto escribió está la misma angustia existencial, similar búsqueda de la identidad femenina y, más adentro, de su condición de ser humano. En sus cuentos hay, ciertamente, el vuelo ensayístico, la fulguración poética, el golpe chato de la realidad cotidiana, la historia interrumpida que podría continuar, como la vida, más allá de la anécdota. Leer a Clarice es identificarse con ella, desnudar su palabra, compartir una sensualidad casi física, entrar en el cuerpo de una obra que vibra y chispea, traducir a nuestro propio horizonte cultural su haz de preguntas lanzadas al viento, saber que, más allá de las letras, del espacio y el tiempo, hubo alguien, una mujer, que estuvo cerca del corazón salvaje y nos dejó, en su escritura y definitivamente, su soplo de vida.” Miguel Cossío Woodward

La bella y la bestia constituye un cierre magnífico para la obra cuentística de Clarice. Conformado por seis cuentos escritos cuando la autora no contaba con más de veinte años y por otros dos redactados en su último año de vida, lo primero que sorprende de este volumen es su homogeneidad y ensamblaje armonioso. El lector se siente inclinado hacia cierta incredulidad malsana porque cuesta creer que, siendo tan joven, Clarice hubiera podido expresar con tanta contundencia temas y preocupaciones que la acompañarían hasta el final de su vida. Este libro exhibe, en los cuentos de juventud y de vejez, el control al que se quiere someter a la bestia en un mundo gobernado por la destrucción, o peor, por el placer de la destrucción y por el sinsentido del dolor. Como respuesta, está la escritura rara de Clarice que, a la vez que hospitalaria, llega a ser herida, afecto intenso, aullido luminoso.

"Difícil toparse en la vida o en los libros con una persona tan enamorada a la vez de la vida y de la muerte como Clarice Lispector –salvo quizás Isaac Bashevis Singer, pero la gracia incandescente de Lispector es que sea mujer, además de judía ucraniana brasileña–. Si me conceden una breve incursión por la autopista de las generalizaciones, nadie entiende mejor el precio de la vida, en todos sus sentidos, que un judío. Y nadie entiende mejor la paga de la vida que un brasileño. Si esas dos naturalezas convergen en alguien, y no se neutralizan, se potencian de manera inconcebible. Uno de sus traductores, Gregory Rabassa, dijo una vez: “Si Kafka fuera mujer y brasileña, si Marlene Dietrich escribiera...” Yo lo diría así: no hay nada más glorioso que una mujer loca de amor por la vida, y nada más pavoroso que una loca de amor por la muerte. Lispector era las dos. Reaccionaba con todo su cuerpo a cada primavera (“Siento un perfume de polen en el aire. Tal vez sea mi propio polen”), era capaz de salir a la calle un día de sol después de una gripe y no poder contenerse de decir, a quien quisiera escucharla: “Qué lindo es estar con los demás”. Y a la vez escribir: “Después de morir no se va al paraíso: el paraíso es morir. Lo que llamo muerte me atrae tanto que sólo puede calificarse de valeroso el modo en que, por solidaridad con los otros, me aferro a lo que llamo vida y, a pesar de la intensa curiosidad, espero”." Juan Forn

"Dónde estuviste de noche reúne las piezas más enigmáticas de Clarice Lispector. Enigmáticas en un sentido paradojal, ya que siendo las más breves, sintéticas y aparentemente llanas, en su aspiración a la forma arquetípica del enigma, estas historias conjuran el poder de la fórmula y el sortilegio capaz de abrir puertas o de convocar fuerzas –oscuras, luminosas, siempre indómitas.
'“Más allá de la oreja existe un sonido, al borde de la mirada un aspecto, en las puntas de los dedos un objeto –es hacia allá que voy. // En la punta del lápiz el trazo. // Donde expira un pensamiento, una idea; en el hálito final de la alegría otra alegría, en la punta de la espada la magia – es hacia allá que voy. // En la punta de los pies el salto (...)”,' escribe Lispector, yendo en este último viaje hacia el abismo cristalino de su propia voz.”" Teresa Arijón -– Bárbara Bello

"...Fingía que no tenía el libro, sólo para después tener el sobresalto de tenerlo. Horas después lo abrí, leí algunas frases maravillosas, lo cerré de nuevo, fui a dar vueltas por la casa, demoré todavía más yendo a comer pan con manteca, fingía que no sabía dónde había guardado el libro, lo encontraba, lo abría durante unos segundos. Creaba las más falsas dificultades para aquella cosa clandestina que era la felicidad. La felicidad siempre iba a ser clandestina para mí. Parece que ya lo presentía. ¡Cuánto tardé! Vivía en el aire… Había orgullo y pudor en mí. Yo era una reina delicada.
A veces me sentaba en la hamaca, meciéndome con el libro abierto en el regazo, sin tocarlo, en un éxtasis purísimo.
Ya no era una niña con un libro: era una mujer con su amante."

Incluye los relatos: Felicidad clandestina, Una amistad sinceraMiopía progresivaRestos del carnavalEl gran paseo, Come, hijo míoPerdonar a DiosTentaciónEl huevo y la gallinaCien años de perdónLa legión extranjeraLos obedientesEl reparto de los panes, Una esperanzaMonosLos desastres de SofíaLa criadaEl mensaje, Boceto de niño a mano alzadaHistoria de un gran amor, Las aguas del mundo, La quinta historia, Encarnación involuntaria, Dos historias a mi modo y El primer beso.

"Hay en este libro una parte significativa de la amplia poética de Clarice Lispector. Como afirma quien conduce la narración en el primero de los admirables y arrobadores cuentos aquí dispuestos por orgánica sabiduría: las palabras me anteceden y me sobrepasan, me tientan y me modifican, y si no me cuido será demasiado tarde: las cosas se dirán sin que yo las haya dicho. De esa prueba de poder y de relativa independencia de la lengua se extrae la sustancia misma de un arte verbal capaz de articular distintos tipos de registros, que obedecen a la variedad y mutación de los estados de espíritu bien como a la variedad y mutación de las experiencias (observadas o imaginadas, siempre intensamente vividas)." Roberto Corrêa dos Santos

A los diecinueve años, Clarice Lispector ya había publicado su primera novela: Cerca del corazón salvaje. Cuando apareció Lazos de familia tenía treinta y cinco años y cuatro libros más en su haber. A lo largo de su vida, jamás dejaría de escribir. "Yo escribo como quien sueña", había dicho. "Ahora estoy escribiendo. He muerto. Vamos a ver si renazco de nuevo", confesó en una entrevista. Si hubiera que elegir una única palabra para definirla, la elección debería recaer necesariamente en ésta: un genio. Un genio que, finalmente, ha devenido mito. Dotada de un estilo peculiar, que confiere a sus textos una mezcla de sugestión, humor y misterio, Lispector retuerce la sintaxis para mostrarnos lo esencial de las cosas. Con ella, el descubrimiento de lo cotidiano, tan próximo que no solemos advertirlo, es una aventura posible, capaz de abrir caminos hacia mundos nuevos. 

Narrativa juvenil / infantil

Doce leyendas de la selva brasileña recogidas por Clarice Lispector de la tradición oral de su país. Cada leyenda guarda misterios y sorpresas: niñas y niños que se convierten en estrellas, el pájaro que trae suerte, un sapo que baila en el cielo, Yara que vive en el fondo de las aguas, Curupira el travieso o la tortuga jabutí cuyo ingenio es mayor que su lentitud.

Incluído en el volúmen La mujer que mató a los peces y otros cuentos.

¿Alguna vez has pensado sobre la misteriosa existencia de los conejos?, ¿sobre lo que piensan las gallinas cuando están a punto de acabar en un plato de mole?, ¿o sobre lo que hacemos los humanos para acabar con nuestra mascota favorita sin que haya sido nuestra intención? Clarice Lispector nos lleva a descubrir el pensamiento de algunos animales a través de un inteligente monólogo.

No ficción

Para Clarice Lispector la escritura y la vida eran las dos caras de un mismo milagro: la vida cotidiana. En estas reflexiones sobre la escritura y el acto de escribir, se pueden encontrar las claves para entender las profundas motivaciones de su trabajo. 

El amor y la amistad han inspirado docenas de veces a Clarice Lispector. Prueba de ello son las cuatro docenas de textos seleccionados por el historiador y editor Pedro Karp Vasquez para este volumen, el primero de una serie que tiene como objetivo presentar la autora al público joven.

Libro de crónicas, de pequeñas reflexiones, recuerdos y sensaciones, aunque estas prosas son tan profundamente ficción como sus grandes novelas. Algunas son verdadera poesía, como El secreto, otras embriones de novela, como La sensible. Pero incluso cuando son realmente crónicas, es decir interpretaciones de un suceso real, como Brasilia o la espléndida Mineirinho, esa realidad se transfigura, porque Clarice Lispector nos lleva siempre más allá de la realidad y más allá de los límites de la palabra; con ella vamos directos al núcleo puro de lo neutro-vivo.

Antología / Selección

 “Las palabras nada tienen que ver con las sensaciones. Las palabras son piedras duras y las sensaciones son delicadísimas, fugaces, extremas." Clarice Lispector

Una visión general de la autora a través de citas extraídas de todos sus libros y compiladas en un único volumen.

Cuarto libro de la colección Cronicas para jovensdirigida por Pedro Karp Vasquez– contiene algunas de las crónicas más conmovedoras de la escritora; aquellas en las que habla de los animales y su relación con los seres humanos.  Con una percepción profunda del mundo animal, Lispector se interesa por todos y cada uno de los seres vivos: de las enormes ballenas a los pequeños insectos, con un especial afecto por los perros y una gran compasión por las gallinas, siempre tan despreciadas.

 

 

Cuando por fin regresó a Brasil, Clarice Lispector no dudó y eligió Río de Janeiro para asentarse y criar a sus hijos. Como cronista, siempre buscó sus temas en las calles de la ciudad o en sus conversaciones con las personas que más saben de esta. En Do Rio de Janeiro e seus personagens. Cronicas para jovens, la autora lleva al lector joven a un emocionante recorrido por la Cidade Maravilhosa.

 

 

Clarice Lispector escribió nueve novelas. Este libro reúne no sólo fragmentos de esas obras, sino las historias que revelan su búsqueda, lo que la propia autora definió como "lo que hay detrás detrás del pensamiento." Antes de cada texto, el editor de la colección, José Castello, hace una síntesis de la novela en cuestión y el momento vivido por Clarice al escribirla.

Veinte textos elegidos por autores afectos a la obra de Clarice Lispector. El libro presenta una selección de cuentos publicados entre 1962 y 1973 en la revista Senhor y en el Jornal do Brasil, y posteriormente agrupados en los libros A descoberta do mundo y Para não esquecer. Abarcan temas diversos como los recuerdos de la infancia, la vida, la muerte, el amor, la escritura, el silencio, la maternidad y la indignación; piezas que tienen un sabor especial al ser escogidas por amigos y admiradores de Clarice y que comparten el impacto de la escritora y de su obra en sus vidas.

 

 

 

Una selección de cuentos presentados por veintidós personas relevantes del mundo cultural brasileño, como son los escritores Luis Fernando Verissimo y Rubem Fonseca, el crítico José Castelo, la cantante Maria Bethânia, las actrices Fernanda Torres y Malu Mader, y el director de cine Luiz Fernando Carvalho.

Este libro contiene algunas piezas esenciales para comprender la obra de Clarice Lispector. Seguir la impresionante entrevista que en 1976, un año antes de su muerte, concedió de manera excepcional a Affonso Romano de Sant’Anna y a Marina Colasanti es acercarse al misterio que ella quiso ser y plasmar con un lenguaje que va más allá de la palabra. Pero también al leer los otros capítulos del volumen, sus primeros cuentos, su inquietante obra de teatro –La pecadora quemada y los ángeles armoniosos–, sus primeros artículos periodísticos o su conferencia sobre la literatura brasileña contemporánea, comprendemos mejor y más profundamente sus obras mayores. Como un rompecabezas que no está completo sin todas las piezas, la literatura clariceana se ilumina y se completa con estos escritos.

Obra periodística

Organizado por la investigadora Aparecida Maria Nunes, este libro es una muestra de la intensa actividad periodística de Clarice Lispector. El lector tendrá el privilegio de entrar en contacto con textos inéditos, como la primera entrevista que llevó a cabo, en 1940, con el poeta católico Tasso da Silveira, y la última que hizo en 1977, con la artista Flora Morgan Snell. En ambos casos, está presente la original manera de entrevistar de Clarice: huyendo de las reglas del género, no evita participar en la conversación.

El lector tendrá el privilegio de entrar en contacto con textos inéditos, como la primera entrevista que llevó a cabo, en 1940, con el poeta católico Tasso da Silveira, y la última que hizo en 1977, con la artista Flora Morgan Snell.

 

 

Continuación de Correo femenino, recoge 290 crónicas publicadas, sobre todo, entre 1959 y 1961, cuando regresa a Río de Janeiro recién divorciada y comienza a trabajar escribiendo para la prensa. Tras los nombres inventados de Tereza Quadros y Helen Palmer, o tras el nombre de la famosa actriz brasileña Ilka Soares, abordará cuestiones relacionadas con la belleza, el amor, la maternidad y la vida doméstica. 

 

Entre mayo de 1968 y octubre de 1969, ya consagrada en la literatura brasileña, Clarice Lispector mantuvo una sección en la revista Manchete, donde publicaba entrevistas con figuras destacadas del mundo de la cultura en Brasil. Algunas de estas conversaciones están incluídas en el libro Entrevistas – Clarice Lispector.

Clarice empezó a escribir en la prensa en 1940 –tres años antes de publicar su primera novela Cerca del corazón salvaje– colaborando de forma intermitente con periódicos y revistas hasta dos meses antes de su muerte, en 1977. Reunidos por primera vez en un libro, los textos de su fase inicial abordan los temas más diversos, desde la educación de los hijos a los tratamientos de belleza; de los remedios contra los ratones a la busca de la felicidad; de la elección de un perfume a los dilemas morales. Hablaba de todo, pasando de lo trivial a lo trascendental con desconcertante desenvoltura.

Aprendiendo a vivir es una selección de las crónicas de Clarice Lispector publicadas en el Jornal do Brasil entre septiembre de 1967 y diciembre de 1973. La Clarice de Aprendiendo a vivir es el ama de casa que se enfrenta a los problemas domésticos: el presupuesto familiar, la sopera que hay que devolver, la mudez crónica del teléfono, la delicada relación señora-criada o la educación de los hijos. Dos décadas y media después de la publicación de su primer libro, cuando ya aparecía en las enciclopedias como uno de los grandes nombres de la literatura universal, no intenta ser «literaria» o interesante en estos textos que escribe, como ella misma afirma, «a vuela máquina» para el Jornal do Brasil

Compilación de fotografías inéditas de la colección personal de la familia de Clarice Lispector junto a fragmentos de su obra. 

Coordinado por la profesora y biógrafa de la autora, Teresa Montero, y por el fotógrafo Luiz Ferreira.

Selección de crónicas publicadas en el Jornal do Brasil, incluidas posteriormente en Aprendiendo a vivir.

Clarice Lispector acepta escribir crónicas para el Jornal do Brasil. Lo hace durante siete años, entre 1967 y 1973. Escritura suelta, sobre los más variados asuntos: fragmentos de textos en borrador, viajes, la infancia y la adolescencia; empleadas domésticas, taxistas, encuentros, amigos, hijos... los sentimientos confesados a un público vasto e imprevisible. Absoluta libertad de temas con que llenar esa columna semanal de los sábados. Clarice no puede evitar la carga personal, la omnipresencia de su yo conflictuado; sus crónicas no tienen el tono costumbrista, leve y humanitario del género: “Los géneros no me interesan. Me interesa el misterio”, decía. Como personalidad consagrada, no necesitaba justificación ni buscaba méritos y apreciaba el reconocimiento popular que le transmitían. Imprevistas y fascinantes, las crónicas de Descubrimiento de un mundo, atrapan a la escritora como personaje. Sorteando todos los riesgos, el estilo Lispector aparece con su efecto hipnótico.

Correspondencia

Recoge las cartas privadas de Clarice Lispector a sus hermanas Tania y Elisa entre 1940 y 1957, desde su estancia como periodista en Río de Janeiro hasta Washington, el último destino diplomático que compartió con Maury Gurgel Valente, su marido. Un total de 120 cartas que acompañan una fase de gran producción literaria y de formación de las bases del lenguaje personalísimo de la autora brasileña. Algunas escritas a vuela pluma, otras más reflexivas, desde la Nápoles devastada por la guerra a los Estados Unidos de los años cincuenta, estas cartas son el complemento necesario, en algunos casos imprescindible, de su trayectoria literaria, sobre la que arrojan una nueva luz.

Otros géneros

Coincidiendo con el 35 aniversario de la muerte de la autora, se publicó este libro con comentarios del crítico portugués Carlos Mendes de Souza sobre el trabajo pictórico de Lispector, así como su relación con las pinturas que adquirió a lo largo de su vida.

 

 

 

El libro registra los momentos más significativos de la vida y la obra de la escritora brasileña. El trabajo de Nádia Battella Gotlib ofrece una impresionante colección  de imágenes dde los lugares en que vivió y desarrolló su labor la autora.

 

 

Premios

  • 1943 - Graça Aranha Prize: Best First Novel, Perto do Coração Selvagem
  • 1961 - Premio Jabuti de Literatura: Cuentos/crónicas/novelas