Algemesí, España , 1936 - Algemesí, España , 2013

Licenciado en Historia por la Universidad de Valencia, Francisco Asensi cursó estudios de Humanidades, Filosofía y Teología. Fue sacerdote diez años, entre 1963 y 1973, consagrándose a la dirección de un colegio mayor universitario durante seis de esos años. Después de abandonar el sacerdocio desempeñó profesiones diversas, sin renunciar nunca a su vocación literaria. Sus obras, de ambientación eclesiástica, se sustentan sobre sólidas investigaciones históricas.

Bibliografía

Novela

El robo de la reliquia de san Pantaleón, el Vaticano, el Opus Dei, la simbología de ?El jardín de las delicias? del Bosco, las SS de Hitler, obscuros asesinatos, intentos de clonar a Jesús...? Todo eso y mucho más comprende el thriller Sangre, metáfora construida a partir de hechos documentados y con una conclusión sencilla y categórica: nadie debe manipular la figura de Jesús con fines espurios.

En su lecho de muerte, León XIII confesó no ser el Papa. Así lo asegura una carta escrita por un tal Serafino Cattani en 1903. Después de permanecer oculta durante un siglo, la misiva llega a manos de monseñor Bergonzi, sacerdote de la curia ya jubilado, que dedica su ocio a desentrañar misterios relacionados con la historia de la Iglesia. ¿Tuvo León XIII un doble que puso en peligro la sucesión apostólica, la continuidad misma de la Iglesia? La curiosidad da paso a una investigación que desencadenará una espiral de espionaje y muertes.

Diversos personajes de la novela se preguntan sobre la existencia del diablo y, en caso de existir, cuál es su nombre. Cuando comprendan que hubiera sido mejor no saberlo ya será demasiado tarde. El autor compone un relato espeluznante, plagado de intriga, sexo, posesiones y secretos inconfesables.

Unos enigmáticos papiros del emperador Constantino se han encontrado en la Biblioteca Vaticana. Nadie oyó hablar de ellos antes. Ni siquiera se sabe quién los introdujo allí y con qué intención. Para complicar aún más la situación, el comandante de la guardia suiza y el franciscano Gesualdo de Verona son asesinados. Pero, ¿la Iglesia está dispuesta a buscar la verdad?

La lucha por el poder es encarnizada en el cónclave: las facciones en conflicto llegan a utilizar el asesinato para dominar la Iglesia. Solo una mujer, que tiene un enigmático parecido con la Sibila de Delfos, se mantiene al margen de las intrigas urdidas en torno a la elección del nuevo papa. La obra propone un crítico retrato de la Iglesia católica, afrontando temas como la homosexualidad, el oscurantismo o el sacerdocio de la mujer.