Madrid, España , 1895 - San Sebastián, España , 1983

Fue ensayista, poeta, dramaturgo y uno de los prosistas más destacados de la Generación del 27. Estudió Leyes en la Universidad de Madrid. Publicó sus primeros artículos en la revista Índice, dirigida por Juan Ramón Jiménez, con quien mantuvo una intensa amistad. En 1933 fundó la revista Cruz y Raya, en la que colaboraron muchos escritores del 27. Considerado el principal discípulo de Miguel de Unamuno, Bergamín destacó sobre todo por sus ensayos, que abordan los temas más diversos con una sorprendente originalidad de estilo. Durante su exilio en México fundó la revista España Peregrina, desde la que difundió textos de muchos exiliados. 

  • “El pensamiento bergaminiano corta, separa, arriesga; muestra su solidaridad o su repulsa; rechaza el eclecticismo, reniega del claroscuro de quien no sabe a qué atenerse.” Gonzalo Penalva Candela
  • “El ingenio de Bergamín es solamente el arma punzante, acerada, con que un espíritu atormentado y angustiado quiere abrirse paso entre las tinieblas de cada día. Ingenio de saeta.” Pedro Salinas
  • “Bergamín supo plantear alguna de las preguntas fundamentales sobre la cuestión del ¿quién?” Giorgio Agamben

Bibliografía

Relatos

El volumen reúne tres obras juveniles e incisivas de Bergamín: El cohete y la estrella, Caracteres, y Cabeza a pájaros.

El volumen reúne semblanzas de personajes interesantes de aquel tiempo. En su apariencia, lírica y tono caricaturesco se detecta la influencia de Juan Ramón Jiménez, como el mismo autor admite. No obstante, su índole y naturaleza los diferencian.

Colección de relatos muy breves, a menudo inspirados en la historia bíblica, con que Bergamín plantea paradojas y reflexiones. Especialmente célebre es la narración que enfrenta a Herodes con los tres Reyes Magos.

Poesía

Recoge aquellos aforismos de José Bergamín que nunca antes se editaron en libro. Recorren toda su producción literaria, desde 1924 hasta el final de su vida, y son la incontenible y afilada expresión de una de las mentes más brillantes y paradójicas de la literatura española. 

Poesía desnuda y sencilla, sombría y lúcida, que habla sobre la niñez. Con sus juegos, el niño es el único que puede inventar mundos nuevos mientras sueña. Ese es, precisamente, el lenguaje que crea el poeta, y el lenguaje que habla el menor.

Poemas escritos entre 1978 y 1980, poco antes del traslado de José Bergamín a vivir al País Vasco.

Poemario que Bergamín consagra al otoño, probablemente la estación que le es más querida.

Obra creada en el exilio francés, cuando el escritor empezaba a asumir su necesidad vital del regreso a España.

Las coplas de Bergamín se escinden en dos tendencias: unas se enredan en preciosismos conceptistas, en juegos de palabras que adensan el lenguaje; otras se acercan más a la sencillez del flamenco, a su poesía natural, breve y seca.

El título bromea con la tardía publicación de este libro de poesía, cuando Bergamín ya se aproximaba a la setentena.

Homenaje del autor a Lope de Vega con motivo del cuarto centenario de su nacimiento. La obra es una adaptación actualizada de la Gatomaquia de Lope.

Teatro

El autor reivindica la inocencia asociada a la condición iletrada, analfabeta. Solo desde ese estado, según él, la palabra puede fluir hasta transformarse en pensamiento. La editorial Pre-textos incluye la obra en el volumen Teatro de vanguardia, junto con Enemigo que huye y Tres escenas en ángulo recto

El texto, rebosante de gusto por la palabra, está plagado de engarces verbales que, a modo de bromas lingüísticas, subvierten la lógica convencional. El mismo volumen contiene, además, Tres escenas en ángulo recto y Enemigo que huye.

Reescritura del clásico de Séneca. Se ambienta en Córdoba, con personajes que visten a la manera tradicional andaluza.

Probablemente, la obra en la que Bergamín expresa de una manera más explícita su concepción poética de la mujer.

El primero es un texto inspirado en la Hécuba de Eurípides. Se ambienta en La Hija de Dios, un pueblito de Ávila, y cuenta la historia de Teodora, una mujer que perdió a su esposo y a sus cuatro hijos en la Guerra Civil. La niña guerrillera transcurre en el Alto Aragón y narra la historia de unos maquis que combaten al franquismo tras el fin de la II Guerra Mundial.

Obra dedicada al martirio de Santa Catalina de Siena. El autor la publicó en dos entregas en la revista mexicana El hijo pródigo, con la que tenía una estrecha y feraz relación.

Una obra inserta en la más radical tendencia experimentalista, en boga en la década de los años veinte. La editorial Pre-textos incluye esta pieza en el volumen Teatro de vanguardia, junto con Tres escenas en ángulo recto y Los filólogos.

Fue la primera obra teatral del autor y, como tal, proyecta su búsqueda de una identidad y de un lenguaje propios, alejados de los caminos convencionales. La editorial Pre-textos incluye la pieza en el volumen Teatro de vanguardia, junto con Enemigo que huye y Los filólogos.

No ficción

Recopilación de textos taurinos de Bergamín, publicados a lo largo de toda su trayectoria literaria.

Recopilación de textos taurinos de Bergamín, publicados a lo largo de su trayectoria literaria.

El autor reflexiona sobre la debilidad de San Pedro y cómo esta es el punto de partida de los muchos pecados que lastran la conciencia de la Iglesia. El mismo volumen contiene El pozo de la angustia y Detrás de la cruz.

Aguda reflexión sobre la conveniencia de entender cabalmente al Demonio y así comprender mejor el mundo. Para Bergamín, el Demonio está en todas partes, pues representa la multiplicidad del ser y el principio esencial de la negación, la nada misma. Su anhelo es tentarnos sin descanso “para confundir nuestra percepción natural y sobrenatural del mundo [...] y hacernos como él quiso ser: como Dios o como nada”. 

Contrapone la cultura espiritual y analfabeta –propia del niño– que ejercita la palabra y el pensamiento como un juego, al monopolio de la cultura letrada que se inició a partir del sigloXVIII. Para Bergamín, la decadencia paulatina del analfabetismo supone la quiebra de todos los valores espirituales, pues las letras muertas sustituyen a la palabra viva, y eso implica la muerte de la poesía.

La obra es una crítica feroz contra el Concilio Vaticano Segundo y sus esfuerzos para secularizar los Sagrados Sacramentos.

Análisis de la literatura española del siglo XIX y XX, con especial hincapié en Larra, Galdós y en la Generación del 98.

Extraemos esta frase a modo de sinopsis: “Cuando a Amadís, el non plus ultra de la andante caballería, su amada Oriana le dio con la puerta en las narices, decidió retirarse del mundo, no servir más a mujer, y cambiar de nombre, de oficio y de religión. A partir de entonces sería Beltenebros, viviría en la remota cabaña de un amigo, allá por la Peña Pobre, y solo volvería a la ciudad para vengarse de Oriana seduciendo a sus amantes.” Reeditado con el título Beltenebros y otros ensayos de literatura española.

Entre otros temas, el autor reflexiona sobre la inmortalidad del arte. Reeditado con el título Antes de ayer y pasado mañana

Trabajo consagrado a los clásicos de la Literatura española. Bergamín dedica este volumen a Azorín, reconociendo así su magisterio e influencia en la obra.

El autor sostiene que “ensimismamiento y enfurecimiento son etapas de una idéntica finalidad, que les es común: el entusiasmo, el endiosamiento o deificación humana, el entrar en Dios. Para lo cual es necesario, indispensable, ensimismarse y enfurecerse: entrar y salir de uno mismo.”

Bergamín reflexiona sobre Dios y las comparaciones incomparables, las únicas que, según él, “merecen compararse”. El autor busca nexos entre poesía, religión y política. Obra reeditada con el título Calderón y cierra España.

Subtitulada “peregrino español en América”, esta creación pertenece al período inmediatamente posterior a la muerte de la esposa del artista. 

Recopilación de ensayos, impulsada por Bergamín con criterios distintos a propuestas anteriores.

Según Bergamín, para creer en Dios se necesita fe en la existencia del demonio. Para él, el supremo realismo de la teología católica consiste en unir mundos pero sin confundirlos.

Obra publicada durante el exilio mexicano del autor, abunda en sus inquietudes vinculadas a la fe cristiana.

Bergamín reivindica la figura de Lope de Vega por el carácter revolucionario y popular de su teatro, por su “condición de hombre que ha obrado y creado en conformidad consigo mismo”, y por su condición de “católico poeta”. Esa imagen lopesca comprende aspectos fundamentales del concepto de españolidad: la fe, la voluntad popular y revolucionaria, y la conciencia de pueblo español, aspectos todos que Bergamín reivindica aquel fatídico año 1936. 

Estudia algunas comedias españolas del siglo XVII y desvela su aportación nula a la historia y a la tradición cultural de España. Bergamín contrapone esas obras vacías a las ficciones y figuraciones teatrales de Lope de Vega, llenas de inteligencia y fe. Obra reeditada con el título España en el laberinto teatral del siglo XVII.

De un modo tan atrevido como generoso, sitúa por primera vez el arte del toreo dentro del espacio y el tiempo universales. Para mejor hacerlo, prescinde de todo lo anecdótico, lo pintoresco, la nota trivial y la erudición acarreada. Reedición con el título Ilustración y defensa del toreo.

Otros géneros

El libro es una recopilación de aforismos y apuntes olvidados y/o desconocidos de José Bergamín. Se editó para conmemorar el centenario del escritor, ofreciendo un “bello cofrecillo repleto de sorpresas”, de ideas liebres, en las que se manifiesta lo más ágil y sugerente de su pensamiento. Edición preparada por Nigel Dennis.

"Tancredo López tenía la particularidad, tan aristocrática y tan española, de pretender ganarse la vida ociosamente, sin hacer nada. Pero nada de nada. En ese sentido, era un verdadero señor; o aspiraba a serlo". Jose Bergamin.

Obra de aforismos dedicada a Miguel de Unamuno, “místico sembrador de vientos espirituales”. Se organiza en diferentes secciones: Molino de razón, La cáscara amarga, Arte de temblar, Puente de plata y El grito en el cielo. Priman los temas relacionados con la poesía y con la fe.