José Luís Giménez-Frontín

José Luís Giménez-Frontín

Barcelona, España , 1943 - Barcelona, España , 2008

Licenciado en Derecho, José Luís Giménez-Frontín empezó trabajando como director literario en la Editorial Kairós, donde publicó a autores de la contracultura de los años sesenta. Fue juez, profesor, traductor y un escritor relativamente tardío, ya que su primer libro no apareció hasta 1972. A partir de entonces desarrolló una intensa labor intelectual en diversos ámbitos y cultivó varios géneros literarios. En 1987 se le nombró director de la Fundació Caixa Catalunya, y durante casi veinte años desarrolló una gran labor de dinamización cultural. Fue lector de español en las universidades de Bristol y Oxford, experiencia que relató en su memorial Woddstock Road en julio. Colaboró en diversas publicaciones (QuimeraLateral, Cuadernos Hispanoamericanos, El País y La Vanguardia, entre muchas otras) y fue entrevistador de escritores y artistas para la televisión.

  • "Se trata de la obra de un independiente, de alguien que no ha pertenecido a grupos, escuelas ni generaciones y que ha ido haciendo su obra lírica guiado por la exigencia de ser sincero consigo mismo." Pilar Gómez Bedate

Bibliografía

Novela

En la sospecha de que «nacemos preparados para ignorar casi todo lo que ocurre en el universo», Giménez-Frontín consigue hacernos cómplices de una historia bien poco común: tía Espe, una solterona cáustica y estrafalaria, es secretamente capaz de manejarse en la realidad más prosaica cuanto en la alucinada dimensión de otras realidades pero, al parecer, no consigue introducir en ella a su sobrino Ildefonso. Dispuesto a defenderse a lo largo de su vida de las estremecidas revelaciones de su tía, aunque no de su amor y de su generosidad. Ildefonso con frecuencia se convierte en alter ego racional del lector.

Con un lenguaje elaborado y preciso, La otra casa desarrolla una historia extrañamente luminosa y sombría, un exorcismo de la memoria de la guerra civil y de la posguerra y la dolorosa experiencia de la agonía de un ser querido. Más allá de su trama, sin embargo, el principal logro del texto probablemente radique en la extraordinaria caracterización de la tía Esperanza, que, con la tía Julia, la tía Tula y la tía Augusta, pasa a formar parte por derecho propio de esa singular familia literaria que vamos acumulando con los años.

Señorear la tierra confronta dos puntos de vista acerca de un mismo crimen: el del reo Eduardo García y el del criminólogo Juan Echevarría. Los relatos, entrecruzados y complementarios, de cada uno de ellos dibujan dos personalidades acaso por igual secretamente neuróticas y reconstruyen una historia insólita, fascinante y turbadora en su singularidad: el trayecto que lleva a un estudioso de Oxford a la militancia clandestina en la órbita del ecologismo y finalmente al crimen por amor, desenlace quizá inevitable y mutuamente aceptado o requerido de una relación atípica. 

En el marco histórico de la Barcelona burguesa de los años sesenta, un grupo de jóvenes descubre, a veces a su pesar, la realidad de la política, del amor y del sexo. En este sentido, El carro del heno es, al mismo tiempo, novela de formación y crónica de toda una generación a la vez «triunfante» y «perdida».

Pedro Torner recibe en su despacho la visita inesperada de Santiago García Lois, un antiguo amigo. Santiago fue ingresado en un manicomio por sus tíos. Su tío administró durante años la fortuna de la familia y cuando llegó el momento de tener que dar la herencia a Santiago lo ingresaron por problemas mentales en un manicomio y además lo incapacitaron de por vida.

Giménez-Frontín nos ofrece en estas páginas un cuadro único de la Barcelona marginal poblada por quinquis, periodistas, policías y otros personajes atrayentes.

Relatos

A través de la aparentemente pequeña historia de un libro que va cambiando de propietario desde su publicación en 1823 hasta la época actual, logra reflejar, de manera inteligente e irónica, otras historias más complejas: la de la controversia ideológica entre el espíritu liberal y el conservadurismo cerril que divide la península Ibérica desde las primeras guerras carlistas hasta nuestros días.

Poncio Pilato, en Tarraco, recluta gente para acompañarle a Galilea. Jovellanos y Goya dialogan... Se suceden las estampas en la península Ibérica que la Constitución de Cádiz quiso poblada por habitantes “justos y benéficos”.

Narrativa juvenil / infantil

Es ésta la última ópera que Mozart escribió antes de su temprana muerte, en 1791. Aunque la crítica coincide en pensar que rebosa alegría y optimismo, Giménez-Frontín intenta ir un poco más allá e indicar la atemporalidad de la fábula, con temas tan importantes como la búsqueda del amor y del conocimiento, la amistad, los conflictos de conciencia que derivan de un mundo escindido en dos bloques políticos e ideológicos al parecer irreconciliables que, en la obra, se encarnan en el enfrentamiento padre-madre por un lado, y entre generaciones por otro.

Poesía

Libro en que pretende manifestar «una visión científica del mundo [...] próximo a ciertos presocráticos», según manifiesta en el prólogo de Los días que hemos visto José Corredor-Matheos.

Tras un silencio de seis años como poeta, José Luis Giménez-Frontín ahonda y desarrolla su reivindicación del espíritu como radical experiencia vital y poética. Se aparta decididamente de la tendencia coloquial, sentimental y prosaísta de buena parte de la actual poesía española, optando, en un ejercicio de extrema y acaso provocadora libertad, por un peculiar combinado hecho de alta tradición poética.

Momentos, instantes de vida que se escapan, fragmentos de tiempo que deben ser recuperados y atrapados por la palabra, por el verso.

 

El poemario que le valió a José Luís Giménez-Frontín en 1981 el premio Ciutat de Barcelona.

 

 

 

Biografía / Memorias

He aquí unas memorias escritas con vocación de reflejar, más que los avatares íntimos del narrador, una época y el sentir de una colectividad.

Se articula como un breve diario anotado de 48 horas, en el que su autor registra los mínimos sucesos, conversaciones, sensaciones y pensamientos de un regreso al pasado.

Antología / Selección

La poesía reunida de José Luis Giménez-Frontín puede considerarse reflejo del largo proceso que, partiendo del poema entendido como ejercicio de conocimiento y de 'salvación', teje a lo largo de más de treinta años una compleja red de registros poéticos iluminados por una poética basada en lo que podría denominarse espiritualidad de lo real.

Sus primeros títulos recogidos por Pilar Gómez Bedate

 

Otros géneros

Guía - catálogo de visita del Museo Dalí de Figueres.

Giménez-Frontín ha realizado adaptaciones para colecciones infantiles y juveniles de las siguientes obras:

El rey Lear: (1983, 1984). Argos-Vergara

El Ramayana: (1984). Lumen

Macbeth: (1985). Argos-Vergara

La tragedia de Romeo y Julieta:  (1985). Argos-Vergara

Los siete viajes de Simbad el Marino: (1986). Lumen

El Quijote: (1989, 1990). Alfaguara

Pequeña historia de Miguel de Cervantes (2005). Editorial Mediterrània

Premios

  • 1981 - Premio Ciudad de Barcelona de literatura en lengua castellana por Las voces de Laye
  • 1992 - Premio Ciudad de Barcelona por Señorear la tierra