Sayula, México , 1917 - México, D.F , 1986

Juan Rulfo pasó su infancia en un orfanato de Guadalajara, y después se trasladó a Ciudad de México para asistir de oyente a la Facultad de Filosofía y Letras. Gran conocedor de la cultura y la historia de su país, viajero incansable y fotógrafo aficionado, a Juan Rulfo le bastaron dos libros para instalarse entre los gigantes de las letras hispánicas. La publicación del libro de cuentos El llano en llamas lo situó en uno de los lugares más destacados de la literatura mexicana contemporánea. La aparición en el año 1955 de su única novela, Pedro Páramo, después de más de una década de trabajar en ella, significó su consagración como uno de los autores de mayor relieve de la literatura universal. Señalada como piedra de toque del realismo mágico, la obra de Juan Rulfo aunó la tradición narrativa hispanoamericana con los principales renovadores de la occidental, como Joyce, Faulkner o Woolf.

2017 Centenario Juan Rulfo 

  • "En nuestra cultura nacional Juan Rulfo ha sido un intérprete absolutamente confiable de la lógica íntima, los modos de ser, el sentido idiomático, la poesía secreta y pública de los pueblos y las comunidades campesinas, mantenidas en la marginalidad y el olvido." Carlos Monsiváis 
  • "Una de las mejores novelas de las literaturas de lengua hispánica, y aun de toda la literatura." Jorge Luís Borges
  • "La más bella de las historias que se han escrito jamás en lengua castellana." Gabriel García Márquez

Bibliografía

Novela

Obra considerada por Juan Rulfo como una “novela” o un “cuento”. Las primeras noticias llegaron a la prensa en octubre de 1956, en el contexto de una producción cinematográfica. En enero de 1959 se registró el texto mecanografiado, a partir del manuscrito de Rulfo, en una oficina para estos trámites. La presente edición partió de ese mecanoescrito, corrigiendo errores presentes en la edición hasta ahora conocida. Contiene ensayos de José Carlos González Boixo y Douglas Weatherford, expertos en el tema; un texto inédito en donde Rulfo presenta a la oficina de registro un resumen de la historia con el título De la nada a la nada; así como el texto escrito por Rulfo para La fórmula secreta.

Texto definitivo de la obra establecido por la Fundación Juan Rulfo.

“Desconcertante, lista a inquietar a la crítica, está ya en los escaparates la primera novela de Juan RulfoPedro Páramo, que transcurre en una serie de transposiciones oníricas, ahondando más allá de la muerte de sus personajes, que uno no sabe en qué momento son sueño, vida, fábula, verdad, pero a los que se les oye la voz al través de la ‘perspicacia despiadada y certera’ de tan sin duda extraordinario escritor.” Con estas palabras iniciaba Edmundo Valadés la primera reseña de Pedro Páramo, aparecida el 30 de marzo de 1955 y conservada por Rulfo entre sus papeles.

Desde entonces, escritores como Jorge Luis Borges, Gabriel García Márquez, Günter Grass, Susan Sontag y Mario Vargas Llosa, o el cineasta Werner Herzog, entre muchos más de cualquier lengua, coinciden en calificar esta novela como una de las obras maestras de la literatura de todos los tiempos. La encuesta del Instituto Nobel de Suecia, de 2002, dirigida a un centenar de escritores y estudiosos de todo el mundo, ubicó a Pedro Páramo entre las cien obras que constituyen el núcleo del patrimonio universal de la literatura. Sus traducciones se acercan al medio centenar.

Relatos

La obra de Juan Rulfo ocupa un lugar destacado en la literatura, los más grandes autores la ubican entre las obras maestras. Gabriel García Márquez (“No son más de 300 páginas, pero son … tan perdurables, como las que conocemos de Sófocles”), Jorge Luis Borges (“Pedro Páramo es una de las mejores novelas de las literaturas en lengua hispánica”) y Susan Sontag (“La novela de Rulfo [es] uno de los libros más influyentes del siglo”) han escrito sobre el creador mexicano y en esta edición se publican los textos que le han dedicado.

Además de El Llano en llamas Pedro Páramo se incluye un cuento breve casi desconocido y notable, Castillo de Teayo, que se acompaña de algunas fotografías de Rulfo tomadas en la ciudad arqueológica de ese nombre, ubicada en el estado de Veracruz. Texto definitivo de la obra establecido por la Fundación Juan Rulfo.

El llano en llamas es hoy un clásico de la literatura mexicana e hispanoamericana, y probablemente uno de los volúmenes de cuentos más traducido a otros idiomas en el mundo entero. Obra aparentemente sencilla, resulta sin embargo, profundamente desconcertante. En su unidad formal descansa una gran diversidad de lenguajes, registros y tonos con los que Rulfo aborda la problemática de una violencia multiforme ? desembozada unas veces, insidiosa otras?, hasta tal punto naturalizada que ha dejado de reconocerse como tal. Sin embargo, el autor no la "refleja" ni la "denuncia", ni tampoco la pone en escena: la persigue hasta sus repliegues más recónditos, compenetrándose con el sentir de quienes la ejercen o la padecen, sin alcanzar a reconocerla las más de las veces. O más precisamente: antes que la violencia misma, lo que los cuentos de El llano en llamas ponen en escena suele ser ese oscuro y confuso bregar con su impronta en el sentir de quienes se vieron alguna vez envueltos en ella, sin advertir entonces su verdadero rostro.

 

 

Correspondencia

Una obra inédita de Juan Rulfo, en la que a través de las cartas que escribió a su novia Clara Aparicio, más adelante su mujer, conocemos los sueños, sentimientos, preocupaciones, ilusiones, el carácter y la personalidad de uno de los grandes escritores de nuestro tiempo.

Otros géneros

A un año de publicarse Pedro Páramo, Juan Rulfo se involucra en un peculiar proyecto fotográfico: la zona de los ferrocarriles al norte de la ciudad de México. Era un área que pronto experimentaría un gran cambio, al retirarse los trenes y aparecer ahí mismo un inmenso conjunto habitacional. Las fotografías de Rulfo ilustran el conflicto entre la ciudad de México y el medio de transporte que había trastocado su funcionamiento. Calles llenas de automóviles cortadas por el paso de las locomotoras, paisajes de vías y peatones que las cruzan, carros de carga, vivienda precaria que convive con las máquinas, inmensos patios de maniobras, almacenes, humo, mujeres descargando agua caliente para lavar con ella la ropa, patios de vecindad en las calles del barrio de los ferrocarrileros… Las imágenes de Rulfo muestran aquí otro de los mundos que conoció muy bien: la ciudad de México.

El resultado de un importante estudio, realizado por Andrew Dempsey y Daniele de Luigi, sobre los archivos fotográficos de Juan Rulfo. El primer libro-catálogo que parte del conocimiento de la totalidad del archivo de imágenes del autor mexicano y reúne la mayoría de los géneros que cultivó.

Se incluyen dos textos de Juan Rulfo: uno dedicado a Henri Cartier-Bresson en las dos épocas de su paso por México y otro sobre el fotógrafo mexicano Nacho López. Igualmente los autores de la selección escriben sobre la fotografía de Juan Rulfo.

El estado de Oaxaca atraía mucho a Juan Rulfo. Lo visitó por vez primera hacia la década de 1940, para recorrerlo más extensamente a mediados de los años cincuenta. Hizo notas sobre algunas regiones y culturas del estado, así como unas 350 fotografías, con énfasis en temas como su población nativa, arquitectura y paisaje. De estas imágenes realizó una primera selección Andrew Dempsey, en Londres, y Francisco Toledo llevó a cabo la curaduría final en Oaxaca, reduciendo su número a las 50 que aparecen en esta obra, que sirve igualmente como catálogo de una exposición de las mismas imágenes.

Rulfo tuvo también una vocación menos pública, aunque no por eso de menor intensidad: la historia de México. Muchas de sus fotografías nacieron de su pasión por la historia de la arquitectura mexicana, y dejó escritas numerosas páginas de gran penetración sobre el tema. Este libro arroja una luz reveladora sobre la visión de México de su mejor escritor. Ofrece una nueva posibilidad de lectura de su obra, que ahora podemos ver también como nacida de un acercamiento profundamente reflexivo a la historia de su país.

Catálogo de la exposición México: Juan Rulfo, fotógrafo que se ha exhibido  en varios centros del Instituto Cervantes. La muestra recoge en más de setenta imágenes en blanco y negro la vocación fotográfica del gran escritor mexicano. A través de sus fotografías de desiertos, arquitecturas, rostros y muros desnudos, se puede apreciar la estrecha vinculación que existe entre la fotografía y la obra literaria del autor de Pedro Páramo. El catálogo incluye textos de Carlos Fuentes, Margo Glantz, Jorge Albero Lozoya, Eduardo Rivero, Víctor Jiménez y Erika Billeter.

Este libro es una colección de dieciséis relatos breves y un poema seleccionados por Juan Rulfo de otros tantos autores de los más diversos puntos del planeta literario. Los diecisiete textos aparecieron originalmente en la columna “Retales” de la ya legendaria revista mexicana El Cuento y son una pequeña pero significativa y sobre todo sorprendente muestra de la enorme curiosidad del autor de El llano en llamas y Pedro Páramo, quien en algunos casos simplemente eligió y reprodujo las narraciones, mientras que en otros practicó una auténtica apropiación mediante el reacomodo de párrafos, la reescritura e incluso, muy probablemente, la traducción.

 

 “Rulfo, que cuando comienza con este trabajo de traducción aun no había llegado a la treintena, se propone realizar una re-apropiación creativa de los materiales rilkeanos y así negocia con las versiones de Torrente Ballester y Domenchina trueques sintácticos, variaciones léxicas, glosas, paráfrasis; adjetiva con fruición y trabaja sobre los campos de sentido, juega con los circunloquios, las elisiones, las hipálages, el hipérbaton. Comienza copiando, transcribiendo la versión de Domenchina, tal cual, y donde no le gusta lo va cotejando con la versión de Torrente Ballester o sencillamente inventa, mejora, sustituye − o restituye −. Se puede decir que realiza ya un trabajo de montaje, y que le será útil para la composición, al modo cinematográfico, de sus obras narrativas posteriores”. S. de Monfort, Revista Vísperas, 2015.

Premios

  • 1970  Premio Nacional de Literatura de México
  • 1976  Ingresa en la Academia Mexicana de la Lengua
  • 1983  Premio Príncipe de Asturias
  • 2001  Premios del Fondo Literario Eslovaco por El llano en llamas