Barcelona, España , 1942 - Barcelona, España , 2003

De formación autodidacta, Terenci Moix ha sido uno de los escritores más leídos de la literatura española del último tercio del siglo XX. Después de publicar dos novelas policiacas bajo el pseudónimo de Ray Sorel irrumpió con gran éxito en la escena literaria con La torre de los vicios capitales. Durante los años sesenta residió en Londres, París y Roma. Vivió también una temporada en Egipto, país por el que sentía una fervorosa fascinación, como reflejó muchas veces en su obra. Ganó el Premio Josep Pla en la primera convocatoria con Olas sobre una roca desierta, y a lo largo de su carrera obtuvo los galardones más importantes de la literatura catalana. Autor prolífico y muy popular, que hizo abierta exhibición de su orientación homosexual, escribió en catalán y en castellano -aunque a partir de los años ochenta se decantó básicamente por la segunda lengua- y dedicó varios ensayos a una de sus grandes pasiones: el cine.

  • "Lo que apasiona en estos libros es reflejo de la pasión con que fueron escritos." Pere Gimferrer
  • "Terenci transitó la televisión, la traducción, el teatro, los artículos; tenía una colección monumental de películas y material cinematográfico y se chifló por los ordenadores (tenía ocho en casa), en los que coloreaba y manipulaba sus queridas fotografías de estrellas. Pero, sobre todo, será recordado como un escritor enormemente popular, el mejor amigo y el hombre bueno y generoso que fue." Rosa Mora, El País

Bibliografía

Antología / Selección

Obra periodística

Novela

Escritas a los veintiún y veintidós años, son dos novelas en las que el escritor recrea los escenarios de Roma y de París nacidos muy al calor de sus numerosas sesiones de cine. Crea un ambiente propio, inventado o no tanto, nocturno y de elites que juntan la alta sociedad con lo más lumpen de las ciudades. Dibuja unos años sesenta muy libres, plagados de fiestas, en las que lo prohibido no existía pero sí el peligro. Ambas novelas comparten la existencia de un crimen y de alguien a quien se incrimina y que debe buscar al culpable para evitar que lo condenen. Pero sólo en un caso el inocente consigue demostrar su inocencia. Lo que las hace comparables es la búsqueda por los bajos fondos de una ciudad y lo que las diferencia es su forma, más psicológica en Besaré tu cadáver y más de acción al uso de la novela negra en Han matado a una rubia.

Extracto del prólogo de Pere Gimferrer «Lo que apasiona en estos libros es reflejo de la pasión con que fueron escritos; no nos parecerían diferentes, ni esta novela, ni la anterior, si, años más tarde, las hubiera firmado ya Terenci Moix. Su firma está en otra parte, y no en la traducción aproximativa de «Ramón Moix» por «Ray Sorel»: está en cada peripecia, en cada escena o cuadro, en cada ámbito, en cada alusión cultural o vital, en cada rasgo de escritura. Terenci Moix firmó estos textos en filigrana con su estricta concepción y ejecución; serán, en lo sucesivo, tan inseparables del imaginario del lector como lo fueron, al redactarlos, del imaginario de su autor, y pasarán a vivir en el mismo territorio en que desde Mundo macho hasta El arpista ciego habitan, para todos nosotros, las más sorprendentes fabulaciones moixidanas.»

Humor, sensualidad e ingenio en el Antiguo Egipto. En una calle de Tebas han nacido Ipi, un niño ciego, y Jonet, un pillastre redomado. En la Ciudad del Sol, capital del hereje Akenatón, nace el mismo día el que se convertirá en el nuevo faraón, Nebjeperure Tutankamón. Las vidas de los tres niños, inicialmente dispersas, terminarán uniéndose gracias a una trama ingeniosa que culmina en un desenlace sorprendente y rebosante de ironía y ternura.

Una vertiginosa farsa surrealista en la que la necia realidad del mundo de la fama y el dinero queda reducida al absurdo. Un esperpento profundamente hispánico pasado por el tamiz de la comedia más delirante del mejor Hollywood, la de Mae West, por supuesto, pero también la de Groucho Marx, George Cukor y Ernst Lubitsch. Sin embargo, en palabras del académico Pere Gimferrer, el verdadero tema de la novela es la percusión o repiqueteo chirriante del graznido de Miranda Boronat, millonaria y famosa que ya había aparecido en Garras de Astracán y Mujercísimas, y cuya voz toma prestada Terenci Moix para construir este anatema contra la frivolidad y la estupidez.

Digna heredera de Garras de astracán, e interpretada sólo por mujeres aristócratas, ministras, beatas, escritoras y estrellas televisivas, alcanza su grado más atrevido en la descripción de determinados prototipos de la España actual, la de las grandes estafas financieras y el desaforado culto al dinero y al éxito fácil.

Con la delicadeza de un pintor de acuarelas y el amor al detalle de un miniaturista, el escritor traza un fascinante retrato de la vida del Nilo trece siglos antes de Cristo. Es un viaje a través del tiempo, que se amplía hacia constantes meditaciones sobre los movimientos del corazón humano. Los grandes temas de la madurez, la muerte, lo efímero, el amor, la trascendencia a través del arte y la divinidad se van configurando en la peripecia espiritual del protagonista, el pintor cretense Keftén. Pero El amargo don de la belleza es también la historia de una experiencia espiritual única: el nacimiento y ocaso de la primera religión monoteísta, promovida por el faraón Akenatón y su reina Nefertiti. El enigma de estos dos personajes se apodera del pintor Keftén, cuya obsesión se va haciendo extensible a la capital que la pareja real ha levantado como símbolo de su revuelta religiosa: la Ciudad del Horizonte de Atón.

La novela cuenta la vida de una de las hermanas menos conocidad de Napoleón Bonaparte: Paulina. Esta hermana de Napoleón tuvo una vida azarosa en la cual no faltaron las aventuras, muchas de ellas amorosas. A lo largo del libro podremos ser testigos de las peripecias de esta mujer que se recorrió media Europa de matrimonio en matrimonio. También conoció Haití, debido que uno de sus maridos, el General Leclerc, fue destinado allí por su hermano Napoleón durante el levantamiento de los esclavos contra el poder francés.

La Barcelona sacudida por las conmociones de los años setenta acoge la irrupción de un personaje emblemático: el joven escritor Lleonard Pler, cautivador enfant terrible que deja a su paso muchos misterios insondables. ¿Era un vulgar arribista devorado por la ambición y el cinismo? ¿O bien la víctima de una cultura en crisis, implacable en las manipulaciones y aún más cínica que él? Con pluma incisiva, bordeando a veces la crueldad, el autor hace una disección del mundo cultural catalán con una audacia sin precedentes .

En junio de 1881, un joven aristócrata inglés, apasionado y fatalista llega a El Cairo acompañado por una pintoresca cantante de ópera. Enamorados ambos de la misma mujer, se enfrentarán al impacto del país del Nilo con óptica distinta: dramática el uno, caricaturesca la otra. Cuando la gran esfinge de Gizeh obra uno de los más portentosos milagros jamás presenciado por viajero alguno, el misterio se dispara y la acción se precipita con la llegada de nuevos personajes, portadores todos de inquietantes dualidades. A lo largo de un fascinante viaje Nilo arriba, el protagonista acabará enfrentándose a un problema de identidad que le lleva a resucitar todo el mundo del pasado en provecho de sus ensoñaciones.

Novela eminentemente urbana, centrada en el universo de la mujer moderna en el Madrid de los años noventa. Las protagonistas son varias mujeres que tejen sus intrigas en ambientes de extrema sofisticación y modernidad. Todo ello en clave de alta comedia, con diálogos chispeantes y vivaces, en un recorrido mordaz y hasta cruel de la realidad española actual dominada por el éxito fácil, el culto al dinero y la vacuidad de las apariencias.

El sueño de Alejandría es una sorprendente historia que arranca de algunos personajes de la anterior novela de Terenci Moix, No digas que fue un sueño. Partiendo de las jornadas que siguieron a la muerte de Antonio y Cleopatra y la caída de Alejandría en manos de las tropas romanas, el choque de destinos, la turbulencia de las pasiones, la búsqueda iniciática del protagonista y la cuidadosa descripción de ambientes la convierten en una apasionante lectura.

La historia y la ficción se dan la mano para presentar un espléndido relato sobre la reina Cleopatra Séptima y sus amores con el romano Marco Antonio. Una novela sobre todas las fases del amor, enmarcada en un período histórico apasionante: los estertores del Egipto amenazado por el imperialismo de la poderosa Roma. Obra premiada con el Premio Planeta 1986.

Una novela donde viven Medora di Sansepolcro, una cantante de ópera que elige ser una moderna vestal, Zoe la Rouge, la secretaria de Medora cuya vida es totalmente contraria a los principios de la cantante y, por último, Robertino Bergamasco, un homosexual cinéfilo que padece múltiples defectos estéticos. Estos tres personajes se relacionarán, de muchas maneras, durante las páginas de Amami Alfredo!, que el narrador llenará de incontables guiños a sus lectores.

“Para mi representa un intento de escaparme de un mundo cotidiano opresivo, e ir hacía los terrenos de la fantasía, y sobretodo hacia el tema de la muerte y regeneración de las culturas. El tema del onanismo que tanto aparece en la obra, es el símbolo del regreso al individualismo en una sociedad en donde el sexo ha sido masificado. Este libro es, además, una ilusión del Mito como un retorno a la ilusión de vivir, de crear”. Terenci Moix.

En esta obra un alter ego del autor nos muestra sus obsesiones y facilita las revelaciones, entremezcladas con una cosmovisión erótica personal e irrenunciable. Así, la soledad, la inmadurez, el desarraigo, y el "sentido burgués del dominio" son algunos de los ítems de este libro.

En este análisis despiadado del impasse en que se encuentra la burguesía catalana – un análisis centrado en la figura de Siró y de los personajes - máscara que lo rodean –, Moix resucita dos grandes temas de Stendhal y de la ópera italiana: la pasión y el lirismo.

Un joven cantante de renombre internacional es raptado por unos enmascarados en una ciudad egipcia y trasladado a un territorio mítico y exuberante de fantasía, donde la crueldad es la única conducta posible. Un texto barroco, fantástico y alucinante con una critica subyacente a los fenómenos políticos y sociales de nuestros tiempos.

Un enorme retablo de la vida barcelonesa de los años treinta y de la Guerra Civil a través de la memoria.

'La nostalgia que brota de este libro estremecedor y romántico no se parece a nada'. Así definió Le Monde a una novela legendaria para toda una generación, un apasionante retablo considerado en su momento como declaración de identidad.

La obra está construida a partir de las cartas que un tal Oliveri Serra i Codolar escribió a un amigo que se estaba en Barcelona. Oliveri Serra escribe mientras realiza un viaje por Europa, gracias a la herencia que ha recibido a raíz de la muerte de su madre. Burgués, bisexual, terriblemente esnob y pedante, y con ínfulas de artista, Oliveri es un alter ego del proprio Terenci, que busca a través de este viaje y de las cartas que escribe, desarrollar su propia identidad y la de su clase social, la pequeña burguesía barcelonesa, un tema recurrente en las primeras obras del autor.

La segunda novela de genero del autor después de Besaré a tu cadáver, se desarrolla en París en los años sesenta y ahonda en la vida nocturna de la ciudad. En esta obra el autor borda el sentimiento de la soledad, más allá de la historia de herencia, asesinato y persecuciones: la soledad del protagonista que se engaña pensando que quizá con aquella otra mujer, de extraños comportamientos sádicos, habría conseguido no estar solo. Publicada por primera vez bajo el seudónimo de Ray Sorel en 1964, en 2010 se publicó en un volumen junto a Besaré tu cadáver, con edición de Ana María Moix y prólogo de Pere Gimferrer.

Novela en la que el escritor recrea los escenarios de Roma, nacidos muy al calor de sus numerosas sesiones de cine. Crea un ambiente propio, inventado (o no tanto), nocturno y donde se juntan la alta sociedad con lo más lumpen de las ciudades. Dibuja unos años sesenta muy libres, plagados de fiestas, en las que lo prohibido no existía pero sí el peligro. En la novela hace acto de presencia un crimen y alguien a quien se incrimina y que debe buscar al culpable para evitar que lo condenen. Con prólogo de Pere Gimferrer.

Relatos

Todos los cuentos escritos por el autor a lo largo de su prolífica carrera literaria.

El talento narrativo de Terenci Moix alcanza en El demonio esa rara maestría que confiere el relato la grandeza y la profundidad de las grandes obras. Sirviéndose de algunos elementos propios del cuento gótico, Moix crea un universo regido por el horror de la belleza y la perversión de la santidad.

Los cuentos forman parte del conjunto La torre dels vicis capitals, que en su momento fue saludada como una gran revelación literaria.

Con esta obra el autor consiguió el Premio Victor Català 1967. El libro está compuesto por nueve narraciones, cada una de ella dedicada a alguien, de modo significativo.

No ficción

Ensayo publicado dentro de la antología I love New York, junto a nueve ensayos más de otros nueve autores, como Rosa Montero, Rosa Regás, José Luis Sampedro, Maruja Torres o Manolo Vázquez Montalbán.

Éste no es un libro amable sino implacable, quizá excesivamente implacable. Se trata de una querella generacional: contra una educación recibida, contra una mitología impuesta, contra un pasado conflictivo. Este libro es una ventana abierta a los años sesenta y los cambios culturales y sociales que ocurrieron en España. Si hoy podemos pensar como queremos, decir lo que decimos, en parte lo debemos a autores como Terenci Moix.

Libro de culto entre los miles de aficionados al cómic, Moix analiza – luego de que estudiosos como Umberto Eco dieran categoría artística al género – los antaño llamados tebeos desde un punto de vista social e ideológico, considerándolos manifestación de las formas del arte más nobles.

Viajes

Atenas, Creta o Delfos, en Grecia, Kairuán o Cartago, en Túnez y Oaxaca o Teotihuacán, en México, son algunos de los lugares visitados por el autor en su recorrido por estos tres países. Tres viajes románticos que, según sus palabras, “responden a la necesidad omnipresente de encontrar asociaciones míticas distanciadas en el tiempo y el espacio. También cuentan la fascinación por la arqueología, el impacto que sobre mí han ejercido siempre los imperios perdidos”.

Publicadas por primera vez en 1971, estas Crónicas italianas son el testimonio de la profunda huella que dejó en Terenci su estancia en Italia a finales de los años sesenta. Moix descubre en estas páginas diversos artistas del mundo clásico, distintos paisajes, comenta la vida política, social y cultural con una visión crítica, casi demoledora. Narra sus encuentros con Pasolini, con Elsa Morante, con Fellini, sus estancias en casa de María Teresa León y de Rafael Alberti.

La primera incursión de Terenci Moix en la literatura de viajes constituye también una personalísima manera de acercarse a ella. Un viaje sentimental sobre los faraones, mitificados en su infancia a través, sobretodo, del cine de Hollywood. Un viaje a Egipto, en sus palabras, para reencontrase con ciertas partes de sí mismo.

Biografía / Memorias

En 1962 la sociedad española empieza a evolucionar. El niño de El Peso de la Paja tiene ya veinte años y, como tantos jóvenes de su generación, rechaza la educación recibida bajo el franquismo y se lanza a conocer mundo. Vive con los "beatnik" americanos en París, se ve sumido en el torbellino de Chelsea dentro de lo que se dio en llamar el "swinging London" y conoce una serie de asombrosas experiencias relacionadas con su descubrimiento de la libertad.

El segundo volumen de las memorias de Terenci Moix, abarca el período 1956-1962 y muestra la caída de aquel niño disparatado del primer volumen en el infierno de la búsqueda de la identidad personal, cultural y erótica. Este nuevo enfrentamiento con sus fantasmas, el escritor demuestra su dominio de los más variados registros y combina magistralmente el desgarro con el humor y el lirismo con el esperpento, en un conjunto presidido por los temas de la memoria y la fugacidad del tiempo.

Según el escritor y académico Pere Gimferrer, este libro «puede leerse como un digest anecdótico y documental de una época, pero es mucho más que esto; es una auténtica obra de arte, insólita por su coraje e implacable por su lucidez». Con una falta de pudor inusual en las letras españolas, Terenci Moix aborda el empeño más arriesgado de su carrera: mostrarse plenamente mientras bucea en lo más profundo de su identidad. En una infancia dominada por el cine, realidad y fantasía establecen un juego sorprendente cuyo objetivo es descender a lo más profundo de una sexualidad atormentada e inconformista.

Antología / Selección

La noche no es hermosa es una especie de museo universal de nuestros horrores, de puesta en tela de juicio de todas las convenciones al uso que tanto y tanto nos oprimen, de búsqueda de la libertad, del placer, del misterio de la creación a través del enfrentamiento del autor consigo mismo y con todos nosotros, sus lectores.

Obra periodística

Compilación de artículos a raíz de su viaje a los Estados Unidos.

Otros géneros

La obra póstuma del autor, que completa su tetralogía dedicada al cine tras Mis inmortales del cine. Hollywood años 30, Años 40 y Años 50. En esta su última obra el escritor abrió el abanico de su particular recorrido fílmico a los actores y actrices europeos más destacados de la década, entre los que destacan Marcelo Mastroianni, Brigitte Bardot, Peter O’Toole, Claudia Cardinale o Sean Connery. Con prólogo de Maruja Torres y epílogo de Elisenda Nadal.

El libro recoge, en 500 fotos en blanco y negro, lo que fue Hollywood durante los años cincuenta. El autor hace un repaso de la filmografía de las que reinaron por su elegancia, de los que triunfaron por su rebeldía, de los galanes y de las ingenuas, de esas mujeres y hombres que durante su adolescencia le hicieron llorar y reír.

En esta serie de semblanzas, Terenci Moix explica magistralmente y con su característico sentido del humor todos los "secretos" gracias a los cuales las estrellas de cine han alcanzado un simulacro de inmortalidad en el recuerdo de todos.

El mundo del cine ha ejercido siempre una gran fascinación sobre Terenci Moix, y en la serie de semblanzas publicadas en la revista Blanco y Negro ha explicado magistralmente, con un gran conocimiento del tema y también con su característico humor, el sentido profundo de esta mitología popular gracias a la cual las estrellas de Hollywood han alcanzado un simulacro de inmortalidad en el recuerdo de todos.

Éste es un libro agridulce destinado a los solitarios, a las víctimas del desamor, pero también a aquellos que, viviendo en el amor, tienen que luchar para mantenerlo... para que no se convierta en el más mortal de sus enemigos. En el tono agudo y emocionante que le es característico -un tono donde la palabra se convierte en dardo-, el escritor expone algunos de sus temas favoritos relacionados con la soledad del ser, la desesperación ante la pérdida de los sentimientos, y la ternura del amor en la memoria.

Libro profusamente ilustrado en glorioso blanco y negro, que lleva por subtítulo La copla y el cine de nuestro recuerdo. Terenci ha buceado en su particular archivo de folclóricas, desde Concha Piquer e Imperio Argentina hasta Marisol y la Pantoja, y lo ha hecho con una mirada cómplice y amable, excepto en el caso de Marujita Díaz. "Es un recuerdo que recuperas", afirma Moix, "pero que también pasas por el cedazo del análisis, y con el tiempo te das cuenta de que hay dos partes, una artísticamente válida y otra muy kitsch".

En esta serie de semblanzas, Terenci Moix explica magistralmente y con su característico sentido del humor todos los "secretos" gracias a los cuales las estrellas de cine han alcanzado un simulacro de inmortalidad en el recuerdo de todos.

Libro sobre la vida de la actriz dominicana que se hizo famosa en la época de Technicolor.

A partir de la fotos hechas por Colita, Oriol Maspons y Xavier Miserachs, los hermanos Moix, Ana María y Terenci, componen una sinfonía con unos pocos textos sintéticos bajo los cuales palpita la Barcelona de los años 80, la Barcelona preolímpica.

Recopilación de las entrevistas hechas al autor.

  • ALBEE, Edward: Una Historia del zoo [Zoo story]. Manuscrit, entre 1959 i 1980.
  • FIELDING, Henry: Tom Jones [Tom Jones]. Barcelona: Mateu,1964. 
  • LOFTS, Norah: Camino de Belén. 1973 
  • SCOTT Fitzgerald, Francis: Tendra és la nit [Tender is the Night]. Barcelona: Edicions 62, 1990. 
  • SHAKESPEARE, William: Hamlet. Barcelona: Aymá, 1980. 
  • WILDE, Oscar: Salomé [Salome]. Barcelona: Proa, 1995; Barcelona : Galàxia Gutenberg: Cercle de Lectors, 2005. 

 

 

Premios

  • 1967 - Premi Victor Català por La torre dels vicis capitals
  • 1968 - Premi Josep Pla por Onades sobre una roca deserta
  • 1971 - Premi Prudenci Bertrana por Siro o la increada consciència de la raça
  • 1986 - Premio Planeta por No digas que fue un sueño
  • 1992 - Premi Ramón Llull por El sexe dels Àngels
  • 1996 - Premio Fernando Lara por El amargo don de la belleza