Rodolfo Enrique Fogwill

Rodolfo Enrique Fogwill

Quilmes, Buenos Aires, Argentina, 1941 - Buenos Aires, Argentina , 2010

Rodolfo Enrique Fogwill was a very influential writer  –his work is considered one of the most important in Argentine literature in recent decades. He studied Medicine, Philosophy and Sociology, and taught for a while. He worked in advertising and marketing, fields in which he had a very good reputation (and which clearly influenced his books). When he was 39, after winning an important prize sponsored by Coca-Cola for his short story Muchacha punk, he decided to write full-time. Author of poems, short stories and novels, all his work is characterised by a style that is forceful, versatile and very personal. He set up his own publishing house, Tierra Baldía, Fogwill –that's how he wished to be called, just by his surname– promoted the work of poets and fiction writers who were then unknown but today have considerable reputations, such as César Aira and the brothers Osvaldo and Leónidas Lamborghini.

  •  "One of the most original and richest forces in Argentine literature of the last thirty years." Gabriela Cabezón, Clarín
  • "Fogwill, a writer with a strong personal charisma, anticipates - both in his short stories and in his novels, which are always thrilling, always challenging - perspectives and manners that many fiction writers of later generations were to make their own. And he always took care to encourage and guide, with limitless generosity, these writers for whom he continues to constitute an unattainable model of insubordination, of daring, of a healthy unease and moral honesty." Ignacio Echevarría
  • "An exceptional storyteller, he practised provocation as a way of thought." El País
  • “For enthusiasts of authentic literature that abandons timeworn territory, stays away from clichés, repairs mediocrities, and is audacious.” Joaquín Marco, El Mundo
  • “One of the most original storytellers in Latin America.” Julio Ortega

     

 

 

Bibliography

All of Fogwill’s poetry together in one volume for the first time, including a prologue by Arturo Carrera and an unpublished book, Gente muy fea (Very Ugly People).

This volume brings all of Fogwill’s poetic works together for the first time, and also includes the unpublished book Gente muy fea. The book’s title seems to distil, once and for all, the crushing force of Fogwill’s writing. Impious but serene, brilliant but thoughtful, this book consolidates Fogwill as the greatest trafficker of knowledge into literature.

Read more

Novel

La novela que Fogwill estaba escribiendo en el momento de su muerte. Una historia íntima que cuestiona, como hace siempre el autor, al lector y a los críticos de la literatura argentina.

La última novela de Fogwill -probablemente la que estaba corrigiendo antes de su muerte- es La introducción, una suerte de preámbulo para un epílogo. En ella se presenta a un narrador en una etapa avanzada de su vida, que visita dos veces por semana las Termas de Flores, un espacio de descanso suburbano donde practica diferentes actividades.

Nada en una piscina climatizada, hace gimnasia con un grupo de mujeres, toma algo en el bar, camina por el campo de golf. Pero el ejercicio y el esparcimiento no son solo un pasatiempo, sino que sirven sobre todo de excusa para reflexionar sobre la vida y para introducirnos, a través de la escritura, en la conciencia del otro, la del lector.

«En ningún momento, aunque escriba en prosa, Fogwill deja de ser un poeta. Es un placer leer en voz alta sus textos aliterados, cacofónicos, polisémicos. Después de escuchar Sobre el arte de la novela, Jorge Luis Borges lo definió como un maestro de la elipsis.» Federico Bianchini, Letras Libres

Los protagonistas, Fernando y Rita, tienen un buen nivel económico. Él es gerente del área de informes técnicos en una gran empresa y aspira a un cargo en la dirección; ella, ama de casa, llena sus tardes con actividades sociales. La novela narra su vida cotidiana, las inquietudes algo infantiles de Fernando (quiere cambiar de coche solo porque el color azul del nuevo auto le gusta más), la confortabilidad de su hogar, en contraste con los controles militares en el exterior... Forman una pareja arquetípica dentro de una sociedad burguesa, egoísta, superficial e hipócrita. 

A script for Artkino, Fogwill´s «last» novel, is one of his funniest works, though an extremely unfunny truth lurks behind the obvious jokes, behind the laughter. An irrelevant writer, also called Fogwill, writes his life’s work, a film script, for a future/past Soviet Hollywood, where Argentina and a good part of the world have united as the Union of Soviet Socialist Republics against the rest of the world: the capitalist countries with headquarters in New York. In this hypothetical Socialist Argentina Pravda is read, Russian tobacco is smoked and Russian cars are driven, but the betrayals are as they have always been: political in appearance, but very human in reality, that is, more connected to the human character than to the political standards through which they attempt to organize themselves: vanity, passion, jealousy, ambition.  
If in Help a él (Help Him) the real Fogwill rewrote Borges’s «The Aleph», here he seems to revise –that is, correct, amend or repair– novels such as Orwell’s 1984.

Una una novela corta, extraña, que se mira en el espejo de El Aleph de Jorge Luis Borges. Fogwill ofrece un retrato distorsionado por las drogas de una pasión que devuelve a la vida a una Vera Ortiz Beti que es tanto la Beatriz Viterbo del cuento borgiano como todas las mujeres de los cuentos de Fogwill. Y al fondo, como espejismo más que como reflejo, la guerra de las Malvinas. 

“Hasta la aparición de Runa, la mayoría de las novelas y relatos de Fogwill hacían historia. Runa, en cambio, inventa la prehistoria. Aquí se hacen cosas con palabras, y no solamente, también la tribu que las usa, sus técnicas, sus fiestas, sus reglamentos sexuales.” Silvio Mattoni, La Voz del Interior

Fogwill elabora un texto aséptico en el que apenas sucede nada, salvo la inauguración de un edificio de diecisiete plantas, el Karina, en una zona residencial. La fiesta de inauguración se enfrenta a la oposición de los residentes en el barrio. La deshumanización del relato llega al extremo que los personajes no tienen nombre, se identifican por su empleo: el Mecánico, el Jardinero, la Cementera...

La novela trata sobre doce años en la historia de Argentina: de 1971 a 1982. Es decir, sobre Lanusse, Cámpora, los montoneros, Perón, Isabelita, la dictadura y su transición concertada. La vida de los personajes se entrecruza con la historia colectiva, lo íntimo con lo social. Porque esta es una novela sobre las conductas argentinas, con el consumo como motor del deseo, el triunfo laboral  como imperativo ético, la ingenuidad como coartada permanente. Y todo en un mundo hecho de empresas transnacionales, globalización y edificios fastuosos.

En los años sesenta, una familia argentina pasa sus vacaciones en un típico hotel-casino de Las Vegas (Nevada, Estados Unidos). Mientras tanto, en su país suceden cosas. Claro que en todas partes suceden cosas. De hecho, una simple llovizna, un golpe de suerte en la ruleta o un desfile de moda pueden ser síntomas, avisos de una tragedia. 

Seis horas en la vida de sus personajes le bastan a Fogwill para trazar un mapa descarnado y fascinante de la crisis argentina. Vivir afuera trata sobre el sida, los chanchullos políticos, las distintas formas de la locura, la nueva relación entre policía y delito, las secuelas de la guerra de las Malvinas, el nuevo y el viejo periodismo, la expansión de los cultos evangelistas entre los sectores más desfavorecidos, y también, ¿por qué no?, sobre literatura. Personajes como Mariana, Gil Wolff, Saúl, Pichi o la Susi forman parte de un mundo en el que sexo, droga y violencia son presencias habituales.

Este es un fresco casi infinito de La Pampa. Trata sobre las gentes de una caravana que pretenden iniciar una rebelión. Después de haber sufrido todo tipo de inclemencias, su peripecia acaba cuando una inundación arrasa las vidas de los protagonistas y sus pertrechos. Finalmente encuentran un pequeño fuerte lleno de jefecillos, contables y miseria que se ofrece a acogerlos. Bajo su triste amparo, vuelven a ser soldados rasos. “Los oficiales son un mal necesario”, se consuelan. 

Convertir la Historia en material literario y salir airoso es un reto que delata a los grandes escritores. Fogwill tenía ese don, como demuestra esta novela fascinante en la que disecciona uno de los grandes misterios setentistas: ¿Quién fue María Estela Martínez de Perón?¿Cómo se explica que un formidable conductor de hombres, Juan Domingo Perón, la eligiese como compañera sentimental y hasta la impulsara hacia la Presidencia? Definitivamente, en Argentina pueden suceder las cosas más inverosímiles. 

Publicada cuando Fogwill se acercaba a la cincuentena, mezcla componentes autobiográficos y un retrato de la sociedad argentina. Prolijo, aluvial, desmesurado en recursos y peripecias, el libro bebe en la juventud del propio Fogwill en Quilmes, y en su familia, pequeño burguesa, convencional y pacata. El protagonista, alter ego del autor, abandona ese universo para explorar el mundo.

Los pichiciegos (Malvinas Requiem), one of the great masterpieces of late 20th-century narrative, tells the story of a group of Argentine soldiers (“pichis”) who, following the construction of an underground shelter, desert right in the middle of the Falklands War (April-June 1982) to create a community with its own laws. Everything will then revolve around their basic needs: to eat, keep warm, see in the dark, and not be discovered. To achieve this, they will trade with both their own side and the English.

Malvinas Requiem has a well-earned spot as the major literary piece on Argentina’s only twentieth-century war.”Buenos Aires Herald

Short stories and novellas

Durante buena parte de su vida, Fogwill tomó notas de sus sueños para no olvidarlos. En este libro los narra, explora, ordena, compara e interpela desde ángulos diversos, reflejo de sus múltiples intereses y pasiones. Barcos que vuelan, Natación, Humanitos, Sueños eróticos, Calvicie, Cosas perdidas, Las pipas o El ojo, son algunos de los sueños que el autor describe con una lucidez y una sinceridad ejemplares.

«Esta es una antología de media docena de autores muy distintos que tienen un solo nombre de marca: Fogwill. Y que permite la entrada por cualquier extensión, por cualquier tono, por cualquier estructura, escondiendo bajo su eficiente capacidad de entretener, de fascinar, e incluso de asustar, que contiene seis o siete de los mejores cuentos de la literatura argentina.» Elvio E. Gandolfo.

La obra exhibe una frondosa trama de voces: femeninas, masculinas, transvestidas, analíticas, testimoniales o delirantes, se intrincan con un tono solamente al alcance de uno de los narradores más originales de los últimos años. 

Este libro recopilatorio incluye seis relatos escritos entre 1978 y 1979: Dos hilitos de sangre; Japonés; Muchacha punk; La liberación de las mujeres; Cantos de marineros en las pampas; y La larga risa de todos estos años. En todos los cuentos se atisba la sombra de la última dictadura militar Argentina (1976-1983).

Los relatos de este volumen van mucho más allá de las técnicas comunes, convencionales. Fogwill impone su personalidad tumultuosa, torrencial, componiendo narraciones que avasallan al lector inadvertido.

“Político y popular, fiero y silvestre”. La definición que Plutarco hizo del Dios Jano, también es aplicable a Fogwill cuando escribe. Su prosa tiene, a la vez, consistencia y desequilibrio. En esta obra, una pareja intenta aislarse del terror que los envuelve centrándose en ella misma, pero acabará repitiendo los esquemas y los sutiles recursos del Estado.

Los relatos de Fogwill tienen un protagonista exclusivo: su voz. Con una maestría infrecuente, esta suele hablar sobre sexo, droga, política, música, violencia o amor. Todos esos temas están ahí como zonas de anclaje, espacios discusivos que propician ensayar el tono. 

En sus narraciones breves, Fogwill llega a ser tremendo, casi insuperable. La maquinaria de sus cuentos corre a mil por hora gracias a una prosa febril, que no da respiro al lector.

Poetry

All of Fogwill’s poetry together in one volume for the first time, including a prologue by Arturo Carrera and an unpublished book, Gente muy fea (Very Ugly People).

If his stories and novels dissected Argentina’s stereotypical middle class, Fogwill’s poetry offers a space of greater serenity and introspection that has accompanied him since adolescence and culminated in the publication of his own books of poetry. In the meantime, Fogwill founded the Tierra Baldía publishing company, which introduced significant authors such as Osvaldo Lamborhini and Néstor Perlongher.

This volume brings all of Fogwill’s poetic works together for the first time, and also includes the unpublished book Gente muy fea. The book’s title seems to distil, once and for all, the crushing force of Fogwill’s writing. Impious but serene, brilliant but thoughtful, this book consolidates Fogwill as the greatest trafficker of knowledge into literature.

Contiene poemas escritos entre 2002 y 2004.

Contiene poemas escritos a lo largo de los años 2001 y 2002. 

Es, seguramente, uno de los textos más importantes de Fogwill, quien nunca antes se había preguntado tan a fondo por cuestiones esenciales. Quizá por eso mismo asoman una y otra vez palabras como “azar”, “sueños”, “límites” o “bienestar”. 

Reúne y resume buena parte de la obra poética de un escritor que ganó visibilidad y reconocimiento por su narrativa, pero que siempre dejó claro que su primer (y último) amor era la poesía.

Fogwill escribe un tratado sobre la utilización de las palabras por el poeta y de su resultado impredecible.

Ópera prima del escritor, en ella transmite qué lecturas han influido en su identidad y en su estilo. 

Journalistic Work

Los libros de la guerra es la suma del trabajo en torno a la escritura y el pensamiento crítico del autor.

A lo largo de veinticinco años publicaciones de distinto signo dieron cabida a intervenciones críticas, crónicas, reflexiones y fabulaciones de Fogwill, o del personaje que este narrador y poeta lanza a la escena pública para interpelar al poder y al establishment literario. Alfonsina, Clarín, Diario de Poesía, El Ojo Mocho, El País de Madrid, El Porteño, Fausto, La Nación, N, Primera Plana, Tiempo Argentino, Voces, y Xul, fueron, entre otras, las fuentes de esta antología de textos compilada por Mansalva y ordenada temáticamente por su autor.

"Poesía, festivales, divorcio, aborto, sionismo, guerra, nuevos autores, universidad, Estado, dictadura, democracia, sexo, lucha armada, tendencias, drogas, medicina y música popular son los pretextos que hilvanan el recorrido de un cuarto de siglo de reflexión sobre literatura y política cultural que es parte indiscernible de la estrategia de imposición de una Figura literaria. Reportajes, crónicas, ensayos sobre literatura argentina donde es posible sondear la operación literaria de Fogwill para instalar un nuevo canon, actualmente vigente, en la literatura argentina de las últimas décadas". Daniel Link

"Artículos como ésos han sido muy debatidos a lo largo de estos años, porque atacaban y atacan la yugular de nuestras ingenuidades. […] Eran reflexiones que, estuviéramos o no de acuerdo, ponían en crisis lo que podríamos llamar nuestras ‘estructuras de bondad’. Así, la literatura de Fogwill habría ido estableciendo un juego que “goza con descubrir las señales siniestras que esconde el pensamiento benevolente, con tramos de extremada belleza y un uso fatal de las paradojas." Horacio González